Iglesia pide a nuevos diputados legislar a favor de salvadoreños

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, pidió este domingo a los nuevos diputados del Congreso que se instalará el próximo 1 de mayo, y que será dominado por el oficialismo, que legisle en favor de la población y no del poder económico.

"Le hacemos un llamado a la nueva Asamblea Legislativa (congreso) a que legisle en defensa de los derechos del pueblo salvadoreño y no en favor del gran capital o de algún grupo de poder, pues esto sería traicionar la elección popular, en virtud de la cual serán legisladores", aseguró Escobar al leer un comunicado.

El azobispo recordó que el pueblo salvadoreño "ha sido burlado" por sus legisladores con el rechazo hasta en tres ocasiones de reformas constitucionales para el reconocimiento del agua y los alimentos como un derecho humano.

"Pedimos a esta nueva Asamblea (...) que rompa ese juego perverso y ratifique esas reformas", subrayó Escobar.

Las reformas constitucionales por ley requieren en El Salvador la intervención de dos legislaturas, una que la apruebe y otra que la ratifique.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, tendrá a partir del 1 de mayo el control del Congreso unicameral, con 61 de 84 escaños obtenidos por sus aliados en los comicios del pasado 28 de febrero.

Nuevas Ideas (NI), una agrupación conservadora que Bukele impulsó, obtuvo 56 legisladores, mientras que el partido Gran Alianza Nacional (Gana), que llevó a Bukele a la presidencia en 2019, obtuvo 5 escaños.

Tras los comicios, quedaron diezmados la opositora derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), con 14 escaños, y la exguerrilla izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, que tendrá 4.

Ambos partidos se habían alternado el poder en el país desde el fin de la guerra civil (1980-1992). Es la primera vez en casi tres décadas que un presidente tiene una amplia mayoría en el Parlamento.

Los cinco escaños restantes quedarán en manos de partidos minoritarios.

cmm/dga