Tribunal de la UE ordena fin de sanciones a hija de Moamer Gadafi

El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) ordenó el miércoles el levantamiento de las sanciones impuestas por el bloque a Aisha Gadafi, hija del exlíder libio Moamer Gadafi, quien resultó asesinado en 2011.

Así, el TJUE anuló la decisión de mantener el congelamiento de activos y la prohibición de visado contra Aisha, de 44 años, más de una década después de que se impusieran las medidas por sus vínculos con una sangrienta represión en el país norteafricano.

El fallo señala que Aisha Gadafi, quien vive en el exilio en Omán, ya no juega un papel en la política libia y las autoridades de la UE no han logrado explicar por qué sigue siendo "una amenaza para la paz y la seguridad internacionales".

Un portavoz del Consejo de la UE dijo la institución "analizará cuidadosamente la sentencia y decidirá sobre esta base el camino a seguir".

"La designación permanecerá en vigor al menos hasta que expire el período para una posible apelación del Consejo", de unos dos meses, agregó.

Aisha Gadafi había sido sancionada por la UE en 2011, después de que la ONU la incluyera en una lista negra por la brutal represión al levantamiento contra el régimen de su padre.

Después de la caída de Trípoli ante los rebeldes, en agosto de 2011, Aisha, su madre y uno de sus hermanos escaparon a la vecina Argelia.

Más tarde se les concedió refugio en el sultanato de Omán con la condición de que no mantuvieran actividades políticas.

Aisha, abogada de profesión y exembajadora de buena voluntad de la ONU, había formado parte de un equipo de defensa internacional de Saddam Hussein después de que el líder iraquí fuera derrocado en la invasión de 2003 encabezada por Estados Unidos.

csg/ahg/mb