Jordania trata de impedir expulsión de palestinos de Jerusalén

El jefe de la diplomacia jordana, Ayman Safadi, viajó el miércoles a Ramalá para entregar a la Autoridad Palestina documentos que ayudarían a impedir la expulsión por Israel de familias palestinas de Jerusalén Este.

El reino jordano controló Jerusalén Este durante casi 20 años, hasta la guerra árabe-israelí de 1967, cuando Israel lo ocupó y luego lo anexionó.

Jordania había construido entonces casas para alojar a los refugiados palestinos en Jerusalén Este después de la creación del Estado hebreo en 1948, y afirma que tiene contratos de alquiler que lo demuestran.

Al viajar a Ramalá, en Cisjordania, Safadi trata de impedir la expulsión de palestinos de Jerusalén Este después de que un tribunal israelí, según la prensa jordana, estipulara como plazo máximo el 2 de mayo para que esas familias abandonaran sus hogares en el barrio de Sheikh Jarrah o fueran desalojadas.

En una conferencia de prensa celebrada en Ramalá, el ministro jordano destacó que "todos los documentos que poseemos sobre propiedades y tierras en Jerusalén se han presentado a la Autoridad Palestina".

"Para el rey Abdalá II (de Jordania), Jerusalén es una línea roja (...) Se tiene que iniciar una acción internacional que pueda detener las medidas unilaterales israelíes", dijo.

"Cooperamos con la Autoridad Palestina y la comunidad internacional para impedir la expulsión de palestinos de Sheikh Jarrah", agregó.

Por el momento, Israel no hizo ningún comentario sobre el asunto.

La cuestión de Jerusalén es uno de los principales focos de discordia entre Israel y los palestinos. El primero considera que toda la ciudad es su capital "indivisible" y los segundos quieren hacer de Jerusalén Este la capital del Estado al que aspiran.

bur/sk/tp/mab/es