Djokovic y Belgrado, a pasar la página del fiasco del Adria Tour

Novak Djokovic regresa a Belgrado para dar impulso al Abierto de tenis de Serbia, que comienza el lunes tras una pausa de nueve años, apenas unos meses después de su fallida organización del Adria Tour, una competición el pasado junio que se saldó con un foco de contagios de covid-19 y un aluvión de críticas.

La capital serbia aprovechó la decisión de Budapest de retirarse del circuito para recuperar este torneo, de categoría ATP 250 y sobre tierra batida. Se juega del lunes 19 al domingo 25 en el 'Centro de Tenis Novak', a orillas del Danubio, en el corazón de Belgrado.

Será una ocasión perfecta para que Djokovic (33 años) deje atrás las críticas del desastre de junio del Adria Tour, un torneo al que él mismo dio impulso.

El Serbia Open es, de facto, un asunto de familia para Djokovic. Su hermano pequeño Djordje es el director del mismo.

"Los organizadores querrán seguramente mejorar la imagen (de Djokovic) y eso ha motivado su decisión de organizar el torneo sin la participación de público", estimó a la AFP Nebojsa Viskovic, un periodista especializado en el tenis.

El Abierto de Serbia reunirá a varias de las mejores raquetas del tenis masculino. Estarán también allí el italiano Matteo Berrettini (10º) y el ruso Aslan Karatsev, semifinalista sorpresa del Abierto de Australia en febrero.

- Estrictas medidas de seguridad -

Todos los jugadores están llamados a respetar "los estrictos protocolos" de seguridad sanitaria que ha prescrito la ATP, explicó Djordje Djokovic.

"Las mascarillas serán obligatorias, tanto en el interior como en el exterior. Queremos respetar las reglas para proteger a los jugadores", declaró a la televisión TV N1.

Los tenistas se alojarán en "espacios controlados, en hoteles oficialmente puestos a su disposición", añadió el director del torneo, que subraya que "el aislamiento es actualmente una necesidad".

En el Adria Tour del año pasado, con 4.000 espectadores en las gradas, todo se descontroló.

Público y jugadores, llevados por el entusiasmo del regreso de las competiciones tras un parón por la pandemia, no respetaron las medidas de distanciación social.

Como resultado, el Adria Tour tuvo que interrumpirse sin poder concluir, después de que varios jugadores, entre ellos Novak Djokovic, el búlgaro Grigor Dimitrov, el croata Borna Coric y el serbio Viktor Troicki, dieran positivo al coronavirus en cuestión de días.

Durante el torneo, varios de ellos habían protagonizado imágenes controvertidas, abrazándose, jugando al básquet o incluso bailando juntos en una discoteca.

Dominic Thiem, que estuvo entonces en Belgrado, lamentó entonces el "error" que supuso el comportamiento durante aquel torneo.

"Confiamos en las reglas sobre el coronavirus del gobierno serbio, pero fuimos demasiado optimistas", afirmó Thiem entonces.

Djokovic, número uno mundial y campeón de 18 torneos del Grand Slam, se disculpó entonces por lo ocurrido en una competición de exhibición con la que quería devolver a los aficionados y jugadores el sabor de los partidos.

"Los organizadores no hicieron nada contra las normas. Quizás era demasiado pronto (...) Esta vez no habrá problemas", comentó Viktor Troicki, nombrado ahora seleccionador serbio de Copa Davis.

Nebojsa Viskovic reconoce que en el Adria Tour hubo "un poco de demasiada euforia".

Serbia había levantado las medidas sanitarias de lucha contra el coronavirus cuando el Adria Tour comenzó, el 13 de junio de 2020 en Belgrado.

- Expectativas altas -

Los organizadores del Serbia Open, que tuvo cuatro ediciones entre 2009 y 2012, ambicionan no solo con mantenerse en el calendario en el futuro sino con aumentar su nivel a una categoría ATP 500.

El viernes, la ATP añadió otro torneo en Belgrado para junio, justo en los días previos a Roland Garros.

"La ATP está por ahora muy satisfecha con lo que hemos hecho y esperamos obtener los mejores resultados y ser recompensados, en uno o dos años, con una licencia ATP 500", afirma Djordje Djokovic.

Por el momento, una importante novedad enriquece y refuerza el programa: en mayo se organizará en Belgrado un torneo femenino (WTA), para consolidar a la capital serbia, de la mano de Novak Djokovic, como una ciudad imprescindible para el tenis.

mat/dr/psr