UE y Reino Unido, aún sin avances sobre cuestión de Irlanda del Norte

La más reciente ronda de contactos entre la Unión Europea y el Reino Unido para superar diferencias sobre los controles aduaneros en Irlanda del Norte terminó sin grandes avances, apenas con un compromiso de intensificar las discusiones, admitieron ambas partes el viernes.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y el ministro británico para el Brexit, David Frost, mantuvieron una cena y una extensa reunión en la noche del jueves en Bruselas, a raíz de disturbios en Irlanda del Norte que despertaron temores de que las consecuencias del Brexit estén desestabilizando la provincia británica.

La UE acusa al Reino Unido de violar el acuerdo del Brexit al mantener unilateralmente los controles fronterizos en Irlanda del Norte hasta octubre, y presentó una demanda contra Londres el mes pasado por el tema.

Esta acción legal continuará "mientras sea necesario", indicó la UE en el comunicado divulgado este viernes.

Durante el encuentro, Sefcovic insistió en que las soluciones "solo se pueden encontrar a través de acciones conjuntas y a través de órganos conjuntos", de acuerdo con la nota de la UE.

Por su parte, la parte británica apuntó que las recientes conversaciones técnicas entre Bruselas y Londres "habían comenzado a aclarar las cuestiones pendientes y se había establecido un impulso positivo".

Sin embargo, admitió que "seguían existiendo una serie de cuestiones difíciles y era importante seguir debatiéndolas".

El Reino Unido acordó "intensificar" las conversaciones y ambas partes dijeron que se involucrarían con las empresas y la sociedad civil en Irlanda del Norte para tratar de atenuar cualquier consecuencia adicional del Brexit.

Las conversaciones se centran en un protocolo especial del acuerdo de Brexit diseñado para evitar la implementación de una frontera física entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda, un país miembro de la UE.

arp-ahg/pc