Irán libera un petrolero surcoreano apresado en enero (Seúl)

Irán liberó un petrolero de bandera surcoreana, apresado en enero en un momento en que Irán apremiaba a Seúl a desbloquear varios miles de millones de euros congelados por las sanciones estadounidenses, anunció el viernes el ministerio de Relaciones Exteriores en Seúl.

El "Hankuk Chemi" fue apresado y su tripulación detenida por los Guardianes de la Revolución, ejército ideológico de la República Islámica.

En un comunicado, el ministerio surcoreano precisa que el capitán del buque fue liberado y que el petrolero "zarpó hoy en total seguridad".

Teherán acusó al buque de contaminación marítima.

En febrero, Irán autorizó a todos los miembros de la tripulación, con excepción del capitán, a abandonar el país por razones "humanitarias", pero la mayoría permanecieron a bordo para garantizar el mantenimiento del petrolero.

Irán era uno de los principales proveedores de petróleo de Corea del Sur hasta que el país dejó de comprar crudo por la presión de las sanciones estadounidenses que fueron reintroducidas en 2018 por el expresidente Donald Trump, en nombre de una política de "máxima presión" contra Teherán destinada a estrangularla económicamente.

Teherán acusó a Seúl de "secuestrar" 7.000 millones de dólares de fondos pertenecientes a Irán.

Corea del Sur anunció en marzo que había llegado a una solución para desbloquear los fondos, pero esperaba la luz verde de Washington.

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, había dicho que Washington se oponía a menos que la República Islámica respetase de nuevo el acuerdo internacional sobre su programa nuclear.

El ministerio surcoreano de Relaciones Exteriores no hace mención a estos fondos en su comunicado del viernes.

Según varios medios de prensa surcoreanos, el primer ministro, Chung Sye-kyun, viajará próximamente a Teherán aunque no precisan fechas.

El apresamiento del "Hankuk Chemi" fue el primero que realizaron las fuerzas iraníes en más de un año.

Los Guardianes de la Revolución interceptaron en julio de 2019 al petrolero "Stena Impero" de pabellón británico en el estrecho de Ormuz, por el que transita un quinto de la producción mundial de petróleo, antes de liberarlo un mes más tarde.

El apresamiento del "Stena Impero" fue interpretado entonces como una respuesta al que realizaron las autoridades británicas en Gibraltar de un petrolero iraní que fue liberado pese a las objeciones estadounidenses.

Teherán han negado cualquier vínculo entre los dos incidentes.

Las fuerzas iraníes han apresado al menos otros seis buques este año por supuesto contrabando de carburante.

cdl/slb/mtop/juf/roc/af/mls