La situación de COVID-19 en Francia es grave, pero hay señales alentadoras tras los confinamientos locales

FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador sanitario en una unidad de cuidados intensivos para pacientes de COVID-19 en una clínica privada de Vannes, Francia, el 7 de abril 2021. REUTERS/Stephane Mahe
FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador sanitario en una unidad de cuidados intensivos para pacientes de COVID-19 en una clínica privada de Vannes, Francia, el 7 de abril 2021. REUTERS/Stephane Mahe

PARÍS, 8 abr (Reuters) - La situación en los hospitales franceses sigue siendo "grave", pero Francia empieza a observar algunos síntomas de mejoría en las regiones en las que impuso un confinamiento hace unas semanas, dijo el jueves el portavoz del Gobierno galo, Gabriel Attal.

"Tenemos las primeras señales alentadoras en los 16 departamentos donde habíamos impuesto medidas de restricción", dijo Attal en una conferencia de prensa tras una reunión de ministros del Gobierno francés.

Francia espera que la intensificación de la campaña de vacunación, combinada con el confinamiento nacional de un mes de duración aplicado desde el pasado fin de semana, ampliando algunas restricciones regionales, le ayude a recuperar el control del último brote.

No obstante, Attal dijo que el número de personas en unidades de cuidados intensivos con COVID-19 probablemente aumentará en los próximos días.

El Ministerio de Salud dijo el miércoles que 5.729 personas estaban siendo tratadas en cuidados intensivos por la enfermedad, un récord de 2021.

El ministerio también informó de 433 nuevas muertes en los hospitales franceses y dijo que más de 13 millones de personas habían sido ya vacunadas, incluyendo 9,8 millones con una primera inyección.

(Información de Dominique Vidalon y Matthieu Protard; traducido por Tomás Cobos)