Australia recomienda Pfizer en menores de 50 años tras dudas con AstraZeneca

EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA/Archivo
EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA/Archivo

Sídney (Australia), 8 abr (EFE).- Las autoridades sanitarias de Australia recomendaron este jueves administrar la vacuna Pfizer a las personas menores de 50 años, tras analizar los informes sobre los potenciales vínculos de las dosis de AstraZeneca y el desarrollo de tromboembolismo en una pequeña parte de la población inoculada.
Así lo anunció en una conferencia de prensa por sorpresa el director médico del Gobierno australiano, Paul Kelly, quien afirmó que han tomado la decisión tras "examinar los datos cuidadosamente" y consultar con los expertos.
La máxima autoridad médica explicó que las vacunas de AstraZeneca contra la covid-19 solamente se inocularán a los menores de 50 años que ya han recibido la primera dosis o en los casos en que se considere que "los beneficios claramente sobrepasan el riesgo".
Con la decisión, Australia sigue a una serie de países, como España, que han limitado a ciertas edades la inoculación de la vacuna AstraZeneca, aunque el país oceánico sufre un fuerte revés en su campaña de inmunización contra la covid-19 que tiene como principal componente a esta vacuna.
Por ello, el primer ministro australiano, Scott Morrison, explicó que el Grupo Asesor Técnico Australiano sobre Inmunización (ATAGI) abordará los cambios en el programa de inmunización, aunque deberá trabajar en "la logística de eso y en la calibración de cómo se hace".
"Hay, por supuesto, vacunas de Pfizer que están en Australia, y estamos recibiendo un suministro regular de ellas", enfatizó el político, al referirse a otra vacuna aprobada para su administración en el país oceánico.
El anuncio sobre la administración de las vacunas se da después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) confirmara la víspera un "posible vínculo" de AstraZeneca con casos inusuales de trombos, aunque mantuvo su opinión positiva sobre los beneficios de esta vacuna.
Las autoridades sanitarias del país oceánico también revisaron las recomendaciones de Reino Unido para que se den dosis alternativas a los menores de 30 años por su potencial impacto en adultos jóvenes.
Australia ha reservado 53,8 millones de dosis de AstraZeneca, de las cuales unos 50 millones fabricará en el país, así como 10 millones de vacunas Pfizer que deberán ser entregadas este año, entre otros fármacos no aprobados aún para su distribución en el país.
Australia, que acumula unos 29.400 casos de covid-19, entre ellos 909 fallecidos, comenzó su campaña de vacunación el 21 de febrero y ha sido criticada por la lentitud de su despliegue.
El país oceánico atribuye el retraso al bloqueo del envío de 3,1 millones de dosis de AstraZeneca por parte de la Unión Europea, que a su vez niega que haya tomado esta medida.