Al menos 3 muertos en un ataque israelí contra las milicias aliadas de Damasco

Una torre militar israelí en los Altos del Golán, en la frontera con Siria. EFE/EPA/ATEF SAFADI/Archivo
Una torre militar israelí en los Altos del Golán, en la frontera con Siria. EFE/EPA/ATEF SAFADI/Archivo

Beirut, 8 abr (EFE).- Al menos tres personas murieron en la madrugada de este jueves en el último ataque aéreo perpetrado por la aviación israelí contra posiciones de las milicias aliadas del Gobierno sirio en los alrededores de Damasco, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.
La ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, indicó en un comunicado que los misiles israelíes destruyeron un almacén de armas que posiblemente pertenecía al grupo chií libanés Hizbulá, aliado militar del presidente sirio, Bachar al Asad.
"El ataque causó además la muerte de tres personas de las que aún se desconoce la nacionalidad hasta el momento, no se sabe si son libaneses o de nacionalidades extranjeras afiliados a las milicias leales a Irán", explicó el Observatorio, que agregó que el número de fallecidos podría aumentar debido a que hubo también varios heridos, algunos de ellos en estado grave.
Por su parte, la agencia oficial siria SANA había situado en cuatro soldados heridos el balance de víctimas en el ataque y había asegurado que "la mayoría" de los proyectiles, lanzados desde territorio libanés, fueron interceptados por las defensas antiaéreas del país árabe.
El último ataque de este tipo se produjo el pasado 16 de marzo, dos meses después de que la acción más mortífera israelí de todos los tiempos en territorio sirio causase 57 bajas mortales en las filas del Ejército sirio y las milicias proiraníes que lo apoyan en la provincia oriental de Deir al Zur.
Israel ataca a menudo objetivos de las fuerzas leales a Al Asad, y las milicias chiíes libanesas o iraníes aliadas a él, causando a veces bajas entre sus filas, aunque generalmente el Estado judío no se suele pronunciar públicamente sobre ellos.
Las autoridades israelíes consideran que la presencia en Siria de fuerzas de Irán o afines a su archienemigo, así como milicianos de su rival libanés, Hizbulá, representan una amenaza para su seguridad.