Yellen urge a países ricos a sostener esfuerzos para combatir pobreza

Los países ricos tienen la "responsabilidad" de garantizar que la pandemia de covid-19 no socave los esfuerzos para combatir la pobreza en todo el mundo, dijo el martes la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.

"Es responsabilidad de los países desarrollados asegurarse de que el progreso de décadas en la lucha contra la pobreza a nivel mundial, y de tratar de cerrar las brechas de ingresos entre los países ricos y pobres (...) no se revierta debido a la pandemia", afirmó Yellen.

La encargada de Economía del gobierno de Joe Biden habló al comienzo de las reuniones de primavera boreal del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), en un foro sobre la recuperación económica junto con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, y el presidente del BM, David Malpass.

Aunque en su último reporte semestral de "Perspectivas de la economía mundial" (WEO en inglés), publicado el martes, el FMI mejoró su estimación de crecimiento del PIB global en 2021 a 6% este año, después de una contracción del 3,3% en 2020, el organismo advirtió que la crisis provocada por la emergencia sanitaria "revirtió los avances en la reducción de la pobreza".

Según el FMI 95 millones de personas se sumaron a las filas de la extrema pobreza en 2020, mientras que la población de desnutridos creció en 80 millones de personas.

Yellen alentó a los países desarrolladas a usar la política fiscal y la política monetaria para continuar apoyando una recuperación global.

- EEUU a favor de aumentar recursos del FMI -

Yellen respaldó los planes para aumentar los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI, contra los cuales los países miembros pueden pedir prestado para financiar su recuperación.

"Necesitamos proporcionar un paquete de recursos que sus organizaciones pueden utilizar para ayudar a los países en desarrollo, países de bajos ingresos", señaló, dirigiéndose a Georgieva y a Malpass.

Este mecanismo supondría aumentar los recursos financieros disponibles del Fondo Monetario Internacional para otorgar créditos.

Los DEG son un activo de reserva internacional creado por el FMI en 1969 para complementar las reservas oficiales de sus países miembros en el organismo. El valor del DEG se basa en una canasta de cinco monedas: el dólar estadounidense, el euro, el renminbi chino, el yen japonés y la libra esterlina británica. Pueden conventirse a cualquier divisa.

Hasta el momento, el FMI ha asignado a sus miembros 204.200 millones de DEG (equivalentes a unos 293.000 millones de dólares estadounidenses), incluidos 182.600 millones de DEG adjudicados en 2009 a raíz de la crisis financiera mundial.

Los directores ejecutivos del FMI debatieron hace dos semanas una nueva asignación de DEG por el equivalente a 650.000 millones de dólares para reforzar las reservas del organismo, informó el Fondo.

Esta nueva asignación "liberaría recursos que los países miembro necesitan de forma apremiante para ayudar a combatir la pandemia, como por ejemplo con programas de vacunaciones y otras medidas urgentes. Y complementaría las diversas herramientas que el FMI ha desplegado para apoyar a los países miembros en este momento de crisis", señaló Georgieva en marzo.

cs-ad/mr