República Checa relaja parcialmente sus medidas por pandemia

PRAGA (AP) — El gobierno checo aprobó el martes la primera flexibilización de sus estrictas medidas de confinamiento en uno de los países más azotados por la pandemia en la Unión Europea, permitiendo que al menos algunos niños regresen a las escuelas.

“No es una relajación total”, dijo el ministro de Salud, Jan Blatny. “La situación no es la ideal todavía”, agregó.

A partir del lunes próximo, la nación que ahora usa la palabra Chequia como una versión abreviada del nombre oficial del país permitirá de nuevo los viajes al extranjero y cesará el toque de queda nocturno. El encierro entró en vigor a inicios de marzo, cuando la nación centroeuropea estaba desesperada por frenar una variante de coronavirus altamente contagiosa que fue descubierta en Gran Bretaña.

Con los números de pacientes hospitalizados con COVID a la baja, los checos han ofrecido tratar a pacientes de otros países en los que las infecciones han estado subiendo, dijo Blatny.

El número de enfermos con COVID-19 en los hospitales checos cayó a 5.700 el lunes, comparado con 9.500 hace un mes. Entonces, países europeos como Alemania, Suiza, Austria, Polonia y Hungría ofrecieron una ayuda similar al entonces abrumado sistema de salud checo.

Pese a la declinación reciente, el país sigue teniendo el mayor número de muertes acumuladas (252,7) por cada 100.000 personas en todo el mundo y es el tercero en casos (14.509,5) por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con un conteo de la Universidad Johns Hopkins.