Partido prokurdo denuncia "golpe político" tras amenaza de prohibirlo en Turquía

El principal partido prokurdo de Turquía denunció el miércoles un "golpe político" después que un fiscal pidió su prohibición por realizar actividades "terroristas" y acusó al presidente Recep Tayyip Erdogan de tratar de silenciarlo ante las próximas elecciones.

Un fiscal envió el miércoles un acta de acusación al Tribunal Constitucional en la que pide la apertura de un proceso para prohibir al Partido Democrático de los Pueblos (HDP), tercera formación política del país, objeto de una represión implacable desde 2016.

"Llamamos a todas las fuerzas democráticas, a todas las fuerzas de oposición sociales y políticas, y a nuestro pueblo a luchar juntos contra este golpe político", manifestaron los copresidentes del HDP, Pervin Buldan y Mithat Sancar, en un comunicado.

Estados Unidos advirtió que una disolución "subvertiría indebidamente la voluntad de los electores turcos, socavaría todavía más la democracia en Turquía, y privaría a millones de ciudadanos turcos de sus representantes electos".

La solicitud de cierre del HDP podría incrementar la preocupación de los países occidentales por el Estado de Derecho en Turquía, en un momento en que Ankara trata de apaciguar sus tensas relaciones con Estados Unidos y Europa.

En su acusación, el fiscal estima que el HDP "actúa como una extensión" del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo que libra una sangrienta guerrilla en Turquía y es calificado de "terrorista" por Ankara y sus aliados occidentales.

"Los miembros del HDP se esfuerzan, con sus declaraciones y acciones, en destruir la unión indivisible entre el Estado y la nación", considera el fiscal, según la agencia de prensa Anadolu.

El fiscal pidió también que se prohíba a 600 miembros del HDP ejercer funciones políticas, medida que al parecer buscaría impedir que formen un nuevo partido en caso de prohibición, como habían contemplado dirigentes del partido.

El Tribunal Constitucional todavía tiene que admitir el acta de acusación antes de que se pueda fijar la fecha del juicio.

- "Resistiremos" -

El anuncio llega tras varias semanas de crecientes ataques verbales contra el HDP por parte de Erdogan y su socio informal de coalición, el Partido de Acción Nacionalista (MHP), de extrema derecha.

El jefe de Estado acusa al HDP de ser el "escaparate político" del PKK.

Las críticas al HDP se intensificaron tras el fracaso de la intervención militar turca para rescatar a 13 rehenes del PKK en Irak, que se saldó con la muerte de todos los prisioneros a mediados de febrero.

El dirigente del MHP, Devlet Bahçeli, declaró a principios de marzo que la prohibición del HDP es "urgente y necesaria".

El HDP, que rechaza todas las acusaciones "de actividades terroristas", se dice víctima de persecución debido a su oposición a Erdogan.

El miércoles acusó a Erdogan de "utilizar la justicia" para "rehacer el paisaje político", a dos años de elecciones legislativas y presidenciales que se anuncian difíciles para el gobierno en un contexto de dificultades económicas.

"Su agresividad es la prueba de su miedo", prosiguió el HDP. Pero "independientemente de lo que hagan, nunca doblegaremos la espina, no nos rendiremos (...) Vamos a proseguir nuestra resistencia democrática con determinación", agregó.

- Diputados destituidos -

A raíz del intento de golpe de Estado en 2016, Erdogan lanzó una represión en todos los frentes que golpeó al HDP con toda su fuerza.

Haciendo caso omiso de las críticas occidentales, el gobierno turco multiplicó las detenciones y destituciones de representantes electos del HDP, entre ellos al líder del partido Selahattin Demirtas, que sigue detenido pese a los llamados del Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que sea liberado.

La solicitud de cierre del HDP se produce horas después de que el parlamento turco despojara de su mandato a un diputado del HDP, Faruk Gergerlioglu.

Incluyendo Gergerlioglu, 14 diputados del HDP han sido destituidos desde 2016.

bg/gkg/ezz/ial/mis-af/lda