Identificada joven asesinada y policía acusado

Un policía fue acusado de secuestro y homicidio el viernes en Londres tras la identificación del cuerpo de una joven desparecida el 3 de marzo, un caso que ha conmocionado en Reino Unido.

La policía metropolitana de Londres anunció que el agente de su unidad de protección de representaciones diplomáticas Wayne Couzens, de 48 años, fue inculpado por la muerte de Sarah Everard. Esta responsable de marketing de 33 años desapareció cuando regresaba caminando a su casa en el sur de la capital.

La fiscalía confirmó en un comunicado que el sospechoso fue inculpado de "secuestro y homicidio".

Wayne Couzens, que este sábado comparece ante un juez, fue detenido en la noche del martes en Kent (sureste de Inglaterra), donde reside y donde el cuerpo de la víctima fue hallado el miércoles en un bosque. El viernes fue formalmente identificado.

Sarah Everard había visitado a amigos en Clapham, sur de Londres, y regresaba a Brixton, a unos 50 minutos de caminata, cuando desapareció hacia las 21h30.

En un tuit el jueves, el primer ministro Boris Johnson se declaró "impactado y entristecido" por este caso, e instó a "trabajar rápidamente para encontrar todas las respuestas a este horrible crimen".

- Sospechoso de exhibición sexual -

El policía inculpado por homicidio es también sospechoso de exhibición sexual. La policía de policías (IOPC) dijo el jueves que va a determinar si las fuerzas del orden trataron de manera "apropiada" estos hechos, que habrían tenido lugar el 28 de febrero, unos días antes de la desaparición de Sarah Everard, en un restaurante de comida rápida en Londres.

Citada en un comunicado de la policía, la familia de la víctima describe a la joven como "fuerte", "alegre y bonita", "amable y cariñosa".

Wayne Couzens ingresó en la policía londinense en septiembre de 2018. Formaba parte desde febrero de 2020 de una unidad armada y uniformada encargada de proteger las embajadas y otras representaciones diplomáticas, precisó la policía.

El sospechoso tuvo que recibir cuidados en el hospital en dos ocasiones por heridas infligidas en una celda durante su arresto, dijo la policía.

El caso ha suscitado una profunda conmoción en Reino Unido. El jueves, la diputada Jess Phillips leyó ante la Cámara los nombres de 118 mujeres asesinadas el año pasado en el país.

Varias asociaciones convocaron para el sábado varias vigilias en memoria de Sarah Everard. Pero la policía advirtió que estas congregaciones son ilegales debido a las restricciones sanitarias. Las organizaciones se exponen a una multa de 10.000 libras esterlinas (unos (12.670 dólares).

Confinado desde hace más de dos meses, Reino Unido empieza a aliviar progresivamente algunas restricciones. El coronavirus ha dejado más de 125.000 muertos, el balance más duro en Europa.

spe-jj/lpt/roc/uh/af/yow