Van der Poel gana la Strade Bianche, Bernal brilla y es tercero

El holandés Mathieu van der Poel se impuso en la Strade Bianche, primera gran cita ciclista de la temporada, por delante del campeón del mundo francés Julian Alaphilippe y del colombiano Egan Bernal, brillante este sábado en Siena (Italia).

Van der Poel (Alpecin) descolgó a sus dos compañeros de escapada en el muro de la Via Santa Caterina (12,4%), a unos cientos de metros de la meta, para ganar la Strade Bianche por primera vez en su carrera.

"Tenía muchas ganas de ganar esta carrera hoy, me sentía realmente fuerte. Decidimos colaborar con Alaphilippe. Luego ataqué en la última ascensión", describió Van der Poel en la línea de meta bajo el sol toscano.

La clásica concluyó en los callejones sinuosos de Siena al término de los 184 kilómetros recorridos alrededor de la ciudad medieval y el ciclista de 26 años se mostró como el más fuerte este sábado.

El neerlandés ya había realizado un potente ataque en el 'Tolfe' (con tramos al 18%) a una quincena de kilómetros de la meta, que solo pudieron aguantar Bernal y Alaphilippe. Pero cuando posteriormente aceleró dentro de Siena, ninguno pudo alcanzarlo.

Con el de este sábado Van der Poel firma su segundo triunfo de la temporada, después de la primera etapa de la Vuelta a Emiratos Árabes Unidos -de la que se retiró por un caso de covid-19 en su equipo cuando era líder-, confirmado su gran inicio de año.

- Primer colombiano en el podio -

"Estábamos muy fuertes los tres al final. Sentí que tenía algo más que dar en mis piernas en la última subida. Fue increíble acabar así. Creo que Julian estaba un poco cansado al final, me preocupaba Egan Bernal, que había dejado una gran impresión en las anteriores subidas", analizó el holandés.

"Pero sabía que la última parte era para mí", concluyó.

Tras un 2020 para olvidar, Bernal (Ineos), ganador del Tour de Francia 2019, tiene motivos para estar contento al colarse entre los grandes nombres de las clásicas con ese tercer puesto.

Hasta ahora especialista en grandes vueltas, el colombiano de 24 años se convirtió en el primer ciclista de este país en el podio de la Strade, demostrando que también puede dar que hablar en las clásicas de un día.

"Es un poco sorpresa para mí estar entre los tres primeros porque no soy un especialista en las carreras de un día", admitió el colombiano.

"El final era una cuestión de piernas y luché (por el triunfo), pero obviamente Mathieu era el más fuerte", añadió.

Bernal, no obstante, se mostró contento por el resultado: "Estas en el podio con Mathieu y con el campeón del mundo es un honor para mí. Esto me motiva para los próximos retos y me da confianza".

La gran desilusión, en cambio, la protagonizó el belga Wout Van Aert (Jumbo), vigente campeón. Descolgado, finalizó cuarto a 50 segundos, la primera vez que se queda fuera del podio en sus cuatro participaciones en esta clásica.

rbj/fbx/gh/pm/mcd