Policía británica se impacienta ante el racismo en el fútbol

La policía británica pidió este viernes a las instituciones del fútbol profesional una mejor cooperación para luchar contra el racismo 'online' y en los estadios de fútbol.

Varios jugadores como Anthony Martial y Marcus Rashford (Manchester United) y Reece James, del Chelsea, fueron objeto de insultos y ataques en las redes sociales estas últimas semanas.

Según la BBC, el jefe adjunto de la policía Mark Roberts, a cargo de la seguridad en el fútbol británico, teme un aumento de las declaraciones y actos de odio cuando los aficionados puedan regresar a los estadios, una vez se levanten las medidas contra el covid-19.

"Antes del confinamiento ya observamos un aumento (de los actos de carácter racista)", explicó Roberts a la BBC, pidiendo a los clubes "prepararse" desde ya

"Ha ocurrido que la policía intenta contactar a un jugador y se ha estrellado contra un muro a nivel de club", añadió. "Y el jugador se pregunta abiertamente: '¿Qué hace la policía? ¿Por qué no me contacta?'".

Roberts desearía de ahora en adelante ver a las cuatro divisiones profesionales (Premier League, Championship, League One et League Two) llevar a cabo un seguimiento semanal de los actos racistas. Y cada club dispondría de un enlace con la policía los días de partido para gestionarlos mejor.

Además, Mark Roberts denunció la inacción de los responsables de los gigantes de las redes sociales (Facebook, Twitter...).

Pero Twitter ya comunicó hace dos semanas que no pretendía censurar los comentarios procedentes de cuentas anónimas: "Pensamos que todo el mundo tiene derecho a compartir su opinión sin tener necesidad de presentar un documento de identidad. El uso de seudónimos es una herramienta vital para expresarse en regímenes opresores. Su papel es también crítico en las sociedades democráticas", dijo la red social.

pi/jw/gj/rbj/av/gh