Peso argentino se devalúa a paso lento por estrategia del banco central

FOTO DE ARCHIVO: Billetes de cien pesos argentinos son desplegados en esta ilustración fotográfica tomada el 3 de septiembre, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian/Illustration/File Photo
FOTO DE ARCHIVO: Billetes de cien pesos argentinos son desplegados en esta ilustración fotográfica tomada el 3 de septiembre, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian/Illustration/File Photo

BUENOS AIRES, 4 mar (Reuters) - El peso mayorista de Argentina caía de manera controlada el jueves, como ocurre desde las últimas semanas, por la política cambiaria del banco central (BCRA) que aprovecha la llegada de dólares frescos de los cerealeros exportadores para recuperar reservas perdidas a lo largo del 2020.

El país sudamericano, un importante productor de soja, maíz y trigo, se vio obligado a proteger la moneda y las reservas del BCRA con estrictos controles de cambio desde una caída del mercado en 2019. Esto había avivado los temores de una corrección repentina en el peso.

El Gobierno argentino tiene prevista una depreciación lenta del peso para el 2021, en el orden del 25% frente a una inflación del 50% prevista por analistas, lo que calma las preocupaciones de los inversores pese a un eventual atraso cambiario.

"La aparición del 'viento de cola' para las exportaciones argentinas en los mercados del exterior, algún ajuste fiscal de raíz inflacionaria y una mayor dosis de profesionalismo en el manejo monetario y cambiario, han hecho que el escenario de fuerte devaluación y descontrol hiperinflacionario, se aleje en el horizonte", dijo el exministro de Economía, Domingo Cavallo.

Agregó que esto se contrarresta con las "torpezas en la compra de vacunas y el proceso de vacunación (contra el COVID-19), junto a la acentuación de los intentos de descalificación y remoción de jueces y fiscales (...) más la sorprendente verborragia inoportuna del presidente (Alberto Fernández) en materia de política exterior, lo que muestran un acelerado deterioro de la gestión política del Gobierno".

Estas problemáticas en lo político, con impacto sobre el mercado financiero, provocaron un duro golpe a los precios de bonos y de las acciones bursátiles, con un nivel récord en el riesgo país anotado esta semana, mientras se avanza negocia con el FMI un plan de facilidades extendidas.

* El peso mayorista se depreciaba un 0,08%,a 90,29/90,30 por dólar, con la interacción del BCRA para regular el circulante de la plaza. La entidad compró unos 290 millones de dólares a favor de sus reservas en los tres primeros días de la semana, luego de sumar unos 1.364 millones entre diciembre y febrero.

* En las plazas cambiarias alternativas, el peso en el 'Contado con Liquidación' (CCL) bursátil bajaba a 149 unidades y cedía a 147,1 en el 'dólar MEP' del Mercado Abierto Electrónico (MAE), mientras que subía a 144 unidades dentro del reducido circuito informal hacia las 13.05 hora local (1605 GMT).

* "En contra de las previsiones iniciales, febrero transcurrió con una calma cambiaria mayor a la esperada. Esto se debe principalmente a cuatro factores: el primero es que vía bonos, el BCRA viene absorbiendo pesos, a la vez que acota la brecha (cambiaria). Desde octubre pasado, estimativamente el BCRA absorbió por esta vía 100.000 millones de pesos", sostuvo Roberto Garetto, economista y portfolio manager de los fondos comunes de inversión Fundcorp.

Según Garetto, "un valor de la soja en 500 dólares por tonelada promete traer mayores exportaciones. Un tercer factor es el impuesto a las grandes fortunas, lo que puede permitir que el BCRA no tenga que monetizar déficit en todo el primer trimestre e incluso hasta abril. Por último, el cuarto factor fueron las declaraciones de (el ministro de Economía, Martín) Guzmán oficializando el menor ritmo de devaluación" para 2021.

* Guzmán dijo recientemente que la devaluación del peso rondaría el 25% este año, hasta 102,4 pesos por dólar a diciembre. A su vez, el mayor precio de la soja le reportaría a las arcas del Gobierno un saldo extra exportador de unos 8.000 millones de dólares, mientras que la recaudación al impuesto de las grandes fortunas rondaría unos 420.000 millones de pesos (unos 4.651 millones de dólares).

* Los bonos soberanos extrabursátil cedían un 0,2% promedio, tras arrastrar un negativo del 2,1% en las cinco sesiones anteriores, nuevamente con refuerzos en la dolarización de carteras ante la previsibilidad del peso, dijeron operadores.

* El riesgo país del banco JP.Morgan subía nueve unidades, a 1.556 puntos básicos, luego de trepar el martes último a su tope de 1.560 unidades, desde los 1.083 con que se reinició el índice el 10 de septiembre tras una millonaria reestructuración de deuda del Gobierno.

* El S&P Merval de la bolsa de Buenos Aires nuevamente exhibía altibajos intradiarios y subía el 0,75%, a 47.681,35 unidades, con el antecedente de haber caída un 3,41% entre lunes y martes.

(Reporte de Jorge Otaola; Reporte adicional de Hernán Nessi; Editado por Maximilian Heath)