Perú recibe 50.000 dosis de Pfizer contra el covid-19

Una primera partida de 50.000 vacunas de la estadounidense de Pfizer contra el covid-19 llegó este miércoles a Perú, que ahora está inmunizando al personal sanitario con dosis chinas de Sinopharm.

El lote llegó a Lima pasadas las 18h00 locales (23h00 GMT) en un vuelo de KLM procedente de Ámsterdam, tal como lo había anticipado el presidente interino peruano, Francisco Sagasti.

"Éste es un primer lote que llega hasta ir completando los 20 millones de dosis que hemos contratado con Pfizer", dijo la jefa del Gabinete, Violeta Bermúdez, quien esperó el vuelo en el aeropuerto limeño Jorge Chávez junto al ministro de Salud, Oscar Ugarte.

Explicó que las demás dosis llegarán en forma paulatina al país en los meses siguientes y que "la meta es vacunar al menos a 10 millones" antes de que culmine el mandato de Sagasti, el 28 de julio.

Además, "antes de que termine la gestión del presidente Sagasti vamos a tener garantizadas las vacunas para toda la población nacional", añadió.

Perú ha vacunado desde el 9 de febrero a más de 300.000 trabajadores de la salud con dosis chinas, pero el gobierno ha negociado también con otros proveedores. Del total, más de 3.000 personas han recibido ambas dosis, según datos oficiales.

El país andino recibió un millón de dosis chinas y tiene la meta de inmunizar a los 450.000 trabajadores sanitarios antes iniciar la inoculación de la población, con 48 millones de dosis. Este proceso se prolongaría a lo largo del año.

La inmunización se lleva adelante en medio de escándalo conocido como "Vacunagate" o "VacunaVIP" de vacunación irregular de 470 personas, incluido el expresidente Martín Vizcarra. El caso es ahora investigado por la Fiscalía y el Congreso.

Además, el gobierno peruano es fustigado por la supuesta demora en la compra de las vacunas y la lentitud de su aplicación. En comparación, Chile ha inoculado 10 veces más personas, alegan los críticos.

Otra pugna surgió por una propuesta de que las empresas privadas importen vacunas para sus trabajadores, la que fue rechazada de plano por Sagasti.

"Lo que no queremos es que el que tiene plata se vacune y el que no la tiene no se vacune", argumentó el mandatario el domingo.

Su rechazo dio municiones a los políticos opositores en medio de la campaña de los comicios generales del 11 de abril.

"El argumento del presidente Francisco Sagasti para no dejar que los privados vacunen es deplorable. No vacuna, ni deja vacunar", escribió en Twitter el candidato presidencial Daniel Salaverry, aliado de Vizcarra.

"Señor presidente, hay que igualar hacia arriba, salvando vidas y no hacia abajo, dejando morir a miles de peruanos", afirmó la también candidata presidencial Keiko Fujimori en un video.

Con 33 millones de habitantes, Perú acumula más de 1,3 millones de contagios de covid-19 y supera los 46.800 muertos.

fj/yow