El Ibex sube a la espera de Powell tras un nuevo aumento de los rendimientos soberanos

FOTO DE ARCHIVO: Un panel electrónico muestra el índice de referencia español Ibex-35 en el interior de la bolsa de Madrid, España, el 16 de abril de 2012. REUTERS/Paul Hanna
FOTO DE ARCHIVO: Un panel electrónico muestra el índice de referencia español Ibex-35 en el interior de la bolsa de Madrid, España, el 16 de abril de 2012. REUTERS/Paul Hanna

4 mar (Reuters) - El Ibex-35 cerró el jueves recuperando prácticamente lo perdido en la sesión anterior, en una jornada en la que unos mercados inquietos por el reciente aumento de los rendimientos de los bonos estadounidenses estarán atentos a las palabras del presidente de la Reserva Federal.

Jerome Powell participará a las 1705 GMT el jueves en una conferencia en la que se espera que reitere su promesa de mantener el dinero barato y accesible hasta que se recupere el empleo en Estados Unidos, algo que los inversores dudan que pueda mantener cuando la economía recupere su ritmo de crecimiento una vez pasada la pandemia.

Las palabras de Powell serán seguidas con atención en busca de indicios de preocupación por un nuevo salto en los rendimientos de la deuda pública, que acentúa la preocupación de los mercados por la posibilidad de que los reguladores mundiales endurezcan sus políticas monetarias en vista de las perspectivas de recuperación.

"En sus últimas intervenciones, tanto (...) Jerome Powell como otros presidentes regionales de la institución se negaron a ver el elefante en la habitación y achacaron el incremento de la rentabilidad de la deuda pública en el mercado secundario al optimismo que tienen los inversores respecto a la recuperación económica", dijeron analistas de IG en una nota.

"Pero lo cierto es que a los inversores no les gusta nada que los máximos responsables de la política monetaria del país se nieguen a reconocer esto aunque solo sea como un problema potencial, por eso la evolución de los datos macro de Estados Unidos vuelve a mirarse con lupa, tras ser completamente ignorados por el mercado durante semanas precedentes."

El jueves se conocieron los pedidos semanales de ayuda por desempleo y los pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos, ambos mejores que lo esperado por los analistas.

"Una buena cifra de creación de empleo mañana podría ser la gota que colme el vaso y haga que se aceleren las ventas en los bonos, provocando un efecto en cadena", advertían desde IG en referencia a los datos sobre el desempleo en Estados Unidos que se conocerán mañana.

Así y con todo, el Ibex-35 logró cerrar la sesión con un alza de 24,70 puntos, un 0,30 por ciento, hasta los 8.354,00 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 perdió un 0,34%.

El selectivo se benefició de las subidas de sus principales valores, con Telefónica en lo más alto con un alza del 3,18% e Iberdrola revalorizándose un 2,95% tras el inicio de la cobertura de Jefferies con recomendación de "comprar", considerando el valor una de las mejores apuestas para la transición energética.

El sector bancario cerró con pérdidas: Santander perdió un 0,08%, BBVA retrocedió un 0,55%, Caixabank cedió un 0,91%, Bankia perdió un 0,41%, Sabadell cayó un 0,92% y Bankinter se dejó un 1,13%.

Entre los otros grandes valores no financieros, al fondo de la tabla destacó Cellnex que encadenó su cuarta semana en rojo 3,76% tras subir con la publicación de sus resultados anuales el viernes, e Inditex, que cedió un 2,75%

La petrolera Repsol subió un 1,66% en un contexto de subidas de los precio del crudo, después de que varias fuentes dijeron que la OPEP y sus aliados han acordado mantener la producción sin cambios hasta abril.

(Información de Darío Fernández; Editado por Janisse Huambachano)