Arizona propone una ley que amenaza a App Store

La Cámara de Representantes de Arizona aprobó el miércoles un proyecto de ley que, de ser confirmado por el Senado del Estado, permitiría a los editores de aplicaciones evitar las comisiones que les cobran Apple y Google por ofrecerlas al público.

"Que la ley haya sido votada [por los diputados], es la prueba del deseo creciente acotar el poder las 'Big Tech' (grandes tecnológicas) que dominan sectores clave del comercio", dijo en un comunicado Pat Garofalo, miembro de una asociación contra los monopolios.

El proyecto aún está lejos de ser adoptado: debe ser aprobado por el Senado de Arizona y luego homologado por el gobernador, que tiene la facultad de vetarlo.

Apple y Google, en tanto, podrían recurrir la ley en la justicia.

Empresas como Spotify o Epic Games, editora del popular videojuego Fortnite, emprendieron una cruzada contra lo que llaman "tasa Apple", la comisión del 30% que cobra el gigante tecnológico por la mayoría de los gastos de los usuarios de las aplicaciones.

Los editores no pueden evitarla si desean llegar al enorme mercado de usuarios de iPhone y otros dispositivos móviles de Apple.

También están sometidos a una comisión similar en Android, el sistema operativo móvil de Google pero tienen formas para eludir el sistema de pago.

Según Garofalo, la ley de Arizona ayudaría a paliar los daños causados a desarrolladores, empresas, consumidores y comunidades locales "por los guardianes del templo como Apple y Google".

"A través de esta ley, el gobierno ordena a Apple regalar la App Store", dijo de su lado Kyle Andeer, directivo de Apple ante representantes de Arizona la semana pasada.

Apple insiste con que sus comisiones son necesarias para el buen funcionamiento de su plataforma de descarga de aplicaciones; especialmente para respaldar la seguridad de los pagos.

La compañía estadounidense también alega que la comisión varía según los editores (no se cobra, por ejemplo, en las ventas de bienes físicos como las comidas para llevar) y que es mucho menos alta que en el sistema anterior, cuando los desarrolladores vendían sus programas a través de tiendas.

"El 30% es el precio del mercado; el 15% es mucho menos; y los dos siguen siendo más asequible que el 70% que los editores pagaban antes de la invención de la App Store. Eso sin tener en cuenta que la mayoría de los desarrolladores no pagan ninguna comisión", dijo Kyle Andeer.

juj/rle/gm-gma/yow