Un joven de 16 años condenado por participar en las revueltas en Hong Kong

Un adolescente hongkonés de 16 años se convirtió el miércoles en la persona más joven en declararse culpable por haber participado en los disturbios durante las manifestaciones prodemocracia que sacudieron a la ciudad en 2019.

Este joven, de 14 años en el momento de los hechos, reconoció haber lanzado un cóctel molotov contra la policía.

El juez, que siguió las recomendaciones de los servicios penitenciarios, decidió enviar al joven a un centro cerrado que representa, para los jóvenes delincuentes, una alternativa a la cárcel.

La duración de su detención, de uno a seis meses, la fijará la administración penitenciaria.

El adolescente, cuya identidad no puede revelarse por razones legales, fue detenido en noviembre de 2019.

Fue reconocido culpable de incendio criminal y de haber participado en disturbios. Reconoció que había lanzado un objeto incendiario contra la policía a pedido de otros manifestantes.

"El tribunal debe encontrar un equilibrio justo entre [defender] los intereses de la sociedad y ayudar a los jóvenes delincuentes", declaró el juez Ernest Lin.

Más de 10.000 personas fueron detenidas por las inmensas manifestaciones que sacudieron la ciudad durante más de seis meses en 2018. Entre ellas, en torno a un 40% de estudiantes.

Desde entonces, Pekín ha decidido emplearse a fondo para poner orden en el territorio semiautónomo, con la ayuda, en particular, de la promulgación de una ley sobre seguridad nacional que considera ilegal cualquier tipo de disidencia.

yz/jta/leg/juf/roc/af/pc