Tercer día de audiencia para decenas de opositores en Hong Kong

Varias decenas de activistas prodemocráticos de Hong Kong comparecieron el miércoles por tercer día consecutivo ante la justicia, que debe en principio inculparlos por subversión.

Los 47 acusados, entre ellos destacados dirigentes de las masivas protestas de 2019, constituyen el mayor grupo de procesados en el marco de la ley de seguridad nacional impuesta por el gobierno central chino en 2020.

Los 47 representan un abanico muy amplio de la oposición que incluye exdiputados, universitarios, abogados, trabajadores sociales y militantes juveniles como Joshua Wong, que ya fue detenido en varias ocasiones.

Miles de personas fueron detenidas en la excolonia británica desde 2019, lo que dificulta el funcionamiento de la justicia.

- Detención provisoria -

Las audiencias se prolongan y los jueces deben lidiar con una ley de seguridad nacional muy dura pero al mismo tiempo bastante imprecisa.

Una de las novedades de la ley, que según sus detractores marca el fin de las libertades en Hong Kong, consiste en que la libertad bajo fianza ya no es automática para los delitos no violentos.

La ley de seguridad nacional, impuesta por Pekín en junio sin debate en el parlamento de Hong Kong, postula que los acusados solo pueden ser liberados bajo fianza si convencen al tribunal de que no representan una amenaza para la seguridad nacional.

Hasta el momento, todas las personas inculpadas en el marco de la nueva ley fueron mantenidas en detención provisoria, incluso aquellas que aceptaban la detención domiciliaria y se comprometían a no hacer declaraciones a los medios de prensa.

La fiscalía solicitó en todos los casos la detención provisional de tres meses para que la policía pueda continuar sus investigaciones.

Los imputados están siendo procesados por las primarias celebradas por la oposición en julio, en las que participaron 600.000 personas, en vistas a las elecciones legislativas de septiembre de 2020, que finalmente fueron aplazadas un año debido a la pandemia de covid-19.

- Tiananmen -

El gobierno chino calificó las primarias de "grave provocación" que apuntaba a paralizar al gobierno del territorio y advirtió que en virtud de la nueva ley de seguridad nacional sus organizadores podían ser acusados de "subversión".

La oposición dijo por su lado que el rechazo de las primarias significaba que el poder considera ilegal cualquier forma de oposición en Hong Kong.

"Este es el grupo más grande de procesamientos por subversión desde 1989", dijo a la AFP Bing Ling, profesor de derecho chino en la universidad de Sídney, refiriéndose a los procesamientos iniciados después de Tiananmen.

Dirigida específicamente a los hechos de subversión, secesión, terrorismo y connivencia con fuerzas extranjeras, la ley de seguridad nacional es el principal instrumento de represión en Hong Kong.

China rechaza las acusaciones de represión, diciendo que debe restaurar la estabilidad en su región después de la crisis política de 2019 y asegurarse de que solo "patriotas acérrimos" gobiernen la ciudad.

jta-jac/pz/zm/pc