Quejas se disparan en la LME tras interrupción de plataforma de negociación abierta

Por Eric Onstad

LONDRES, 2 mar (Reuters) - Las objeciones de los miembros de la Bolsa de Metales de Londres (LME) sobre la precisión de los precios de cierre han aumentado a casi el triple desde que, por causa de la pandemia, se paralizaron las negociaciones a viva voz, según nuevos datos que el operador difundió el martes.

La LME, que lleva en funcionamiento 144 años, publicó datos por primera vez sobre la cantidad de impugnaciones a los precios provisionales al cierre de operaciones, que se utilizan para valorar las posiciones y los márgenes al final del día.

La bolsa dijo que estaba respondiendo a solicitudes de más datos para que los miembros puedan juzgar mejor el plan para detener permanentemente las negociaciones a viva voz en el anillo y pasar completamente a un sistema electrónico.

La batalla se ha intensificado en los últimos meses entre modernistas y tradicionalistas sobre el futuro del "ring" de la LME, el último piso de operaciones abierto que queda en Europa.

Algunos corredores han dicho que los precios han sido menos precisos desde que el piso se cerró temporalmente hace aproximadamente un año.

Los datos del operador muestran que las objeciones presentadas ante la LME con respecto a los precios de cierre subieron a un promedio de 66 cada mes desde marzo de 2020 hasta enero de 2021, en comparación con un promedio de 23 para los 11 meses anteriores al cierre.

La LME, el mercado de metales industriales más antiguo y más grande del mundo, declaró que el aumento de las objeciones se debió a una mayor participación en el proceso de fijación de precios de forma electrónica.

"Con una participación directa más amplia (...) y una mayor transparencia, se esperaría un mayor número de objeciones", dijo en comentarios publicados con los datos.

Otros datos publicados por la LME mostraron que un promedio de 42 participantes participaron en la fijación electrónica del precio de cierre del contrato referencial de cobre a tres meses frente a un promedio de cuatro que usaron el ring.

La semana pasada, dos corredores que se oponen a la propuesta de cierre de la LME, dijeron que los datos que el operador había publicado en enero para respaldar su propuesta exageraban el aumento en el uso de plataformas electrónicas durante los cierres pandémicos.

La LME suspendió temporalmente su anillo, un círculo de bancos acolchados de cuero rojo donde los operadores dan órdenes de compra y venta con señales de mano y gritos, el 23 de marzo del año pasado y lanzó un proceso de consulta el mes pasado sobre un cierre permanente.

La LME es propiedad de Hong Kong Exchanges and Clearing Ltd. .

(Reporte de Eric Onstad; Editado en español por Janisse Huambachano)