Pekín descarta acusaciones sobre ataque informático a fabricante de vacunas de India

Por Yew Lun Tian y Krishna N. Das

PEKÍN/NUEVA DELHI, 2 mar (Reuters) - China rechazó el martes una acusación de una empresa de inteligencia cibernética de que un grupo de piratas informáticos respaldado por el Estado tenía como objetivo los sistemas de tecnología informática de dos fabricantes indios de vacunas contra el coronavirus.

Cyfirma dijo a Reuters que el grupo de piratería APT10, conocido como Stone Panda, había identificado brechas y vulnerabilidades en la infraestructura de tecnología informática y el software de la cadena de suministro de Bharat Biotech y el Serum Institute of India (SII), el mayor fabricante de vacunas del mundo.

"Sin mostrar ninguna evidencia, la parte relevante hizo especulaciones infundadas, distorsionó y urdió hechos para difamar a un grupo específico", dijo a Reuters el Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

"Este comportamiento es irresponsable y tiene un motivo oculto. China se opone firmemente", agregó en una respuesta escrita a las preguntas sobre las acusaciones de Cyfirma.

Cuando se le pidió que respondiera al comentario de Pekín, Cyfirma, una empresa respaldada por inversores como Goldman Sachs, dijo en un comunicado: "Respaldamos nuestros hallazgos e investigaciones".

SII declinó hacer comentarios. Bharat Biotech, que dijo el lunes que no comentaba asuntos relacionados con la piratería, no hizo comentarios inmediatos el martes.

La oficina del director general del Equipo de Respuesta a Emergencias Informáticas (CERT) estatal de la India dijo a Reuters el lunes que el asunto de la piratería había sido entregado a su director de operaciones.

Se negó a hacer más comentarios.

SII está fabricando la vacuna de la Universidad de Oxford-AstraZeneca para muchos países y pronto comenzará a fabricar inyecciones de Novavax a granel, mientras que Bharat Biotech planea exportar su inyección de COVAXIN a docenas de países, incluidos Brasil y Filipinas.

China e India han vendido o regalado inyecciones de COVID-19 a muchos países. India produce más del 60% de todas las vacunas vendidas en el mundo.

Las relaciones entre los vecinos con armas nucleares entraron en tensión en junio cuando 20 soldados indios y cuatro chinos murieron en un enfrentamiento fronterizo en el Himalaya.

Las conversaciones recientes han aliviado la tensión y el Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que ambas partes estaban trabajando para salvaguardar la paz en la región fronteriza.

"China e India están utilizando el canal diplomático militar para comunicarse sobre cómo manejar adecuadamente la situación fronteriza", dijo el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Esperamos que todos puedan trabajar juntos para detener la difusión de información falsa", agregó.

(Por Yew Lun Tian en Pekín y Krishna N. Das en Nueva Delhi; Editado en español por Juana Casas)