Contagiosa variante brasileña del COVID-19 evade la inmunidad, advierten los científicos

Por Kate Kelland

LONDRES, 2 mar (Reuters) - Una variante del COVID-19 altamente transmisible que surgió en Brasil y ahora se ha encontrado en al menos 20 países puede volver a infectar a personas que se recuperaron previamente de la enfermedad, dijeron científicos el martes.

En un estudio sobre la aparición del virus y su propagación en la ciudad de Manaos, en la selva amazónica, los científicos dijeron que la variante, conocida como P.1, tiene una "constelación única de mutaciones" y se ha convertido muy rápidamente en la variante dominante que circula allí.

De cada 100 personas en Manaos que se habían recuperado previamente de la infección por el coronavirus, "entre 25 y 61 son susceptibles de volver a infectarse con P.1", dijo Nuno Faria, un experto en virus del Imperial College de Londres, quien colideró la investigación que aún no ha sido revisada por pares.

Los científicos estimaron que P.1 era de 1,4 a 2,2 veces más transmisible que la forma inicial del virus.

En una conferencia de prensa sobre los hallazgos, Nuno dijo que es demasiado pronto para decir si la capacidad de la variante para evadir la inmunidad de infecciones anteriores significa que las vacunas también ofrecen una protección reducida contra ella.

"No hay evidencia concluyente que sugiera realmente en este momento que las vacunas actuales no funcionarán contra P.1", dijo Faria. "Creo que (las vacunas) al menos nos protegerán contra las enfermedades y posiblemente también contra las infecciones".

Científicos de todo el mundo están atentos a las nuevas mutaciones del coronavirus que podrían propagarse más fácilmente o ser más difíciles de combatir con las vacunas existentes.

La investigación, realizada con científicos de las universidades brasileñas y de Oxford en Gran Bretaña, sugirió que la variante P.1 probablemente había surgido en Manaos a principios de noviembre de 2020.

La primera infección se identificó el 6 de diciembre, dijo Faria. "Luego observamos la rapidez con la que P.1 superó a otras variantes, y encontramos que la proporción de P.1 creció de cero a 87% en aproximadamente ocho semanas". (Reporte de Kate Kelland. Editado en español por Rodrigo Charme)