En Irak, el Papa visitará iglesias de Mosul profanadas por Estado Islámico

Thanoun Yahya,  un cristiano iraqupu cerca de su hogar en  Mosul. Irak, 21 de febrero de  2021. REUTERS/Thaier al-Sudani
Thanoun Yahya, un cristiano iraqupu cerca de su hogar en Mosul. Irak, 21 de febrero de 2021. REUTERS/Thaier al-Sudani

Por Charlotte Bruneau

MOSUL, Irak, 28 feb (Reuters) - En Mosul, adyacente a la ciudad bíblica de Nínive, cuatro iglesias que representan a diferentes denominaciones ocupan una pequeña plaza rodeada de casas de poca altura, testimonio del papel que desempeñó la floreciente comunidad cristiana de Irak.

Hoy, las cuatro iglesias están dañadas o destruidas después de que militantes del Estado Islámico ocuparon la ciudad entre 2014 y 2017, profanaron muchos de los edificios y los usaron para su administración, incluso como cárceles y tribunales.

Los ataques aéreos cuando las fuerzas iraquíes intentaron desalojar al grupo extremista en feroces combates hicieron el resto. Las paredes que aún están en pie están marcadas con agujeros de bala y metralla.

"Solía ser un poco como la Jerusalén de las llanuras de Nínive", dijo el arzobispo caldeo de Mosul y Akra, Najeeb Michaeel, sobre la "Plaza de la Iglesia", el nombre dado al sitio que el Papa Francisco visitará el 7 de marzo durante su histórico viaje a Irak.

Michaeel recordó con cariño cómo, antes de la invasión de Estados Unidos en 2003, los cristianos iraquíes de diferentes denominaciones asistían a los servicios de los demás en festividades religiosas.

Aquellos días se han ido. Hoy en día, solo una de las iglesias sobrevivientes de Mosul ofrece un servicio dominical semanal a una población cristiana que se ha reducido a solo unas pocas docenas de familias desde aproximadamente 50.000 personas en el pasado.

Tolerados por el ex presidente Saddam Hussein pero perseguidos por Al Qaeda y luego por el Estado Islámico, los cristianos de Irak suman alrededor de 300.000, una quinta parte del total antes de 2003.

Algunos están regresando poco a poco después de la derrota del Estado Islámico, pero otros todavía ven pocas perspectivas de permanecer en Irak y buscan establecerse en el extranjero.

Una iglesia católica siríaca, una ortodoxa siríaca, una ortodoxa armenia y una católica caldea están situadas cara a cara en y alrededor de la polvorienta plaza. Ahora el área está en ruinas, al igual que otras partes de la ciudad.

El Papa celebrará oraciones por las víctimas de la guerra en Hosh al-Bieaa, la plaza de las iglesias, como parte del viaje de cuatro días que comienza el 5 de marzo, una visita que el arzobispo Michaeel describió como altamente simbólica y un mensaje de esperanza.

"Donde las piedras cayeron por la violencia, siempre habrá vida", dijo.

(Editado por Mike Collett-White, editado en español por Gabriela Donoso)