Volkswagen espera en 2021 un "alza significativa" de ventas

El gigante del automóvil Volkswagen, que cayó en 2020 al segundo lugar en el mercado mundial, espera en 2021 un "alza significativa" de su facturación pese a la persistencia de la pandemia de covid-19.

El beneficio neto del constructor cayó el año pasado un 37%, a 8.800 millones de euros (10.600 millones de dólares), según un comunicado publicado el viernes.

Pero, "siempre que la pandemia esté bien controlada", quiere "mantener en el año en curso la buena tendencia iniciada en el segundo semestre" de 2020, mucho mejor que el primero.

"Los resultados financieros son significativamente mejores de lo que se esperaba inicialmente", se felicitó el director financiero Frank Witter.

El grupo alemán registró una pérdida antes de impuestos de 1.400 millones de euros (unos 1.650 millones dólares) en el primer semestre de 2020 por el desplome de las ventas de vehículos en primavera a consecuencia de las medidas adoptadas para frenar la pandemia.

Los pedidos han repuntado con fuerza desde el verano boreal, ayudados sobre todo por China, cuya "rápida recuperación" ha sido uno de los factores "determinantes", según Volkswagen.

Uno de los "desafíos" para el presente ejercicio es la estabilización de las cadenas de suministro, explica el grupo en referencia especialmente a la escasez mundial de chips y semiconductores.

En el conjunto de 2020, Volkswagen vendió más de 9,3 millones de autos, un 15% menos que en 2019, según datos publicados en enero. El japonés Toyota, con 9,5 millones, adelantó así a su rival por primera vez desde 2015.

ys/ylf/abx/tjc/mis