Venezuela participa "por cortesía" en audiencia de la CPI sobre disputa con Guyana

El gobierno venezolano informó este viernes que participó "por cortesía" en una reunión virtual convocada por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la centenaria disputa fronteriza con Guyana.

La CIJ decidió en diciembre 2020 que tenía jurisdicción sobre el caso, lo que el gobierno venezolano rechaza.

Venezuela "ha reafirmado su posición histórica de no reconocimiento a la jurisdicción de la Corte para conocer la controversia territorial sobre la Guayana Esequiba", indicó un comunicado leído por la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

"Venezuela reitera que no existe base de jurisdicción para este caso, nunca ha otorgado su consentimiento", siguió la responsable, que indicó que la participación en la reunión de este viernes fue "por cortesía" y "no como parte de este procedimiento".

Venezuela reclama a Guyana soberanía sobre la extensa región del Esequibo, rica en minerales y bosques, y que abarca una zona marítima con recursos petroleros.

La pugna de hecho recrudeció cuando la compañía estadounidense ExxonMobil halló petróleo en la zona en 2015.

Georgetown defiende un límite territorial establecido en 1899 mediante una corte de arbitraje en París, mientras que Caracas reivindica el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 con Reino Unido antes de la independencia guyanesa, que establecía bases para una solución negociada y anulaba el tratado anterior.

Venezuela considera que la demanda guyanesa ante la CIJ "lesiona el sentido, propósito y razón" de Ginebra, que promueve "un arreglo práctico y mutuamente sastifactorio para las partes", destacó el texto.

"La República Bolivariana de Venezuela además expresó su preocupación por el apresuramiento no justificado en un procedimiento preliminar sobre un asunto secular de gran trascendencia" e "informó que ha hecho un nuevo llamado al Secretario General de la ONU para que reanime los mecanismos de negociación directa entre Guyana y Venezuela".

jt/yo