Vale obtiene ganancias de USD 4.800 millones en 2020

La minera brasileña Vale obtuvo ganancias netas por 4.881 millones de dólares en 2020, un resultado todavía impactado por gastos vinculados al trágico derrumbre de un dique minero con 270 muertos, que en 2019 le hizo cerrar su balance con pérdidas de 1.683 millones de dólares.

En su informe de resultados financieros divulgado el jueves por la noche, Vale indicó que el cuarto trimestre del año pasado cerró asimismo en positivo de 739 millones de dólares, una cifra muy inferior a la ganancia de 2.908 millones dólares del trimestre anterior.

En el cuatro trimestre de 2019, las pérdidas de una de las mayores productoras mundiales de mineral de hierro fueron de 1.562 millones de dólares.

Según la compañía, los resultados son consecuencia por una parte del "fuerte desempeño" del sector de mineral de hierro, por el alza de precio y volumen de ventas en el último trimestre del año en medio de la fuerte demanda china.

Y por otra, del aumento de gastos relacionados a la tragedia del dique minero de Brumadinho (sudeste de Brasil), que en el último trimestre de 2020 supusieron un desembolso de 4.854 millones, frente a los 114 millones del trimestre anterior, afectando los resultados de la firma.

El Ebitda ajustado (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) totalizó 16.588 millones de dólares, un 57% superior al año pasado.

"Hasta febrero de 2021, más de 9.100 personas fueron indemnizadas individualmente, y más de 13.000 millones de reales (cerca de 2.400 millones de dólares) fueron destinados a pagos de indemnizaciones, obras de infraestructura e iniciativas de reparación ambiental y socieconómica", explica la compañía en el comunicado.

A principios de febrero, la minera llegó un acuerdo con el estado de Minas Gerais (donde está Brumadinho) por el cual pagará casi 37.700 millones de reales (cerca de 7.000 millones de dólares) en reparación de daños causados por la tragedia.

Parte de esa cifra ya fue abonada.

El pacto no supone el cierre de acciones legales en curso.

Hace un año, la justicia brasileña aceptó enjuiciar por homicidio y daños ambientales a 11 funcionarios del grupo minero, entre ellos el expresidente Fabio Schvartsman, y a cinco de la firma alemana de evaluación de riesgos TÜV SÜD.

La tragedia ocurrió el 25 de enero de 2019, cuando el dique de la mina Corrego de Feijao reventó, vertiendo millones de toneladas de residuos en cuestión de segundos, provocando una gran catástrofe humana y ambiental.

Once de los 270 muertos siguen desaparecidos.

jm/mel/mr