Facebook restablece el acceso a las noticias para sus usuarios australianos

Facebook ha restablecido este viernes el acceso a las noticias para sus usuarios australianos tras alcanzar un acuerdo con el gobierno sobre una ley que le obliga, al igual que a otros gigantes tecnológicos, a remunerar a los medios por sus contenidos.

Las páginas de Facebook de los medios de comunicación australianos podían actualizarse el viernes por la mañana por primera vez desde hace una semana, cuando la red social bloqueó la publicación de enlaces a noticias en medios locales o internacionales en respuesta a un proyecto de ley para regular la relación entre la prensa y los gigantes tecnológicos.

Facebook y Google habían reaccionado duramente contra el proyecto de ley, que finalmente fue votado el jueves.

Para evitar ser sancionado, Google, que durante un tiempo amenazó con suspender su motor de búsqueda en Australia, aceptó la semana pasada pagar "sumas considerables" a cambio del contenido de los grupos de prensa australianos, como News Corp. de Rupert Murdoch y Nine Entertainment.

Facebook, menos dependiente de los medios de comunicación, bloqueó temporalmente las noticias para mostrar su desaprobación, pero varias páginas de Facebook de los servicios de rescate oficiales se vieron afectadas involuntariamente.

Ante las protestas, Facebook dio marcha atrás y llegó a un acuerdo en el último momento con las autoridades australianas sobre la remuneración a los medios de comunicación por el contenido difundido en su plataforma.

Tras el acuerdo, Facebook aseguró que quería "más que nunca asociarse con editores de prensa" y, como Google, se comprometió a invertir a nivel mundial "al menos" 1.000 millones de dólares en contenido de noticias durante los próximos tres años.

Google también ha prometido pagar a los editores de prensa por usar su contenido en una nueva herramienta llamada Google News Showcase. En el caso de Facebook las noticias aparecerán en "News", un producto que lanzará este año en Australia.

La ley votada el jueves en Australia se considera la primera en la batalla entre los gigantes tecnológicos y las autoridades reguladoras nacionales.

Según Canberra permitirá garantizar a los grupos de prensa, con graves problemas financieros, "una remuneración justa a cambio de los contenidos que generan, contribuyendo así a apoyar el periodismo de interés público en Australia".

dm/arb/ch/alc/cn/erl/dga