ACTUALIZA 1-Muertos tras ataques en cárceles Ecuador suben a 79, situación está controlada: Gobierno

(Agrega citas presidente, fiscalía)

QUITO, 24 feb (Reuters) - La cifra de muertos tras los violentos choques entre bandas de reos registrados en las principales cárceles de Ecuador subió a 79, dijo el miércoles el gobierno, que destacó que la situación está controlada tras uno de los peores disturbios penitenciarios en la nación andina.

Cientos de policías y militares resguardan los centros de detención en las ciudades de Guayaquil, Cuenca y Latacunga, donde el martes bandas que operan al interior de las cárceles se enfrentaron con armas cortopunzantes de fabricación artesanal por ocupar el liderazgo.

La fiscalía del país andino inició una investigación de los hechos violentos en las cuatro cárceles, donde hasta la mañana se contabilizaban 79 presos fallecidos y una docena de heridos entre reclusos y policías, según datos oficiales.

En una de las cárceles se levantaron los cuerpos de 18 presos que se "encuentran desmembrados", dijo la fiscalía en un comunicado.

El presidente Lenín Moreno explicó en una intervención televisada que se restableció el control en las cárceles y reconoció que el sistema penitenciario tiene una sobrepoblación que bordea el 30% y una falta de recursos económicos y de personal.

"Lo de ayer no fue es causal fue organizado desde el exterior de las cárceles e internamente orquestado por quienes se disputan el liderazgo y el tráfico de drogas en todo el territorio nacional", añadió Moreno. "Lo de ayer no es coincidencia, es consecuencia".

El mandatario agregó que los hechos suceden después de que se desmantelaron laboratorios de procesamiento de cocaína y se incautaron 128 toneladas de droga en 2020, una cifra récord para el país. Moreno dijo que pedirá apoyo internacional.

El gobierno dijo que las bandas comenzaron a disputar un espacio de liderazgo desde diciembre del 2020 cuando uno de los líderes de la agrupación llamada Los Choneros fue abatido en un centro comercial de la ciudad de Manta, meses después de haber obtenido su libertad.

Varios de los ataques y muertes se registraron en pabellones de máxima seguridad en los centros, dijeron las autoridades.

"Eso fue un exterminio entre bandas delincuenciales", insistió Moreno.

Familiares de los presos permanecían fuera de las cárceles en busca de información sobre sus seres queridos.

Moreno ha buscado desde el 2019 una salida a la ola de incidentes violentos en las cárceles, cuya población supera los 38.000 presos. En las cuatro cárceles donde se registraron los ataques violentos se concentra el 70% de los reos. (Reporte de Alexandra Valencia. Editado por Javier Leira y Rodrigo Charme)