Protección de datos: cómo ayudar a los niños a navegar en Internet

ILUSTRACIÓN - Los niños frecuentemente no pueden evaluar con precisión qué datos están dando a conocer a través de Internet. La protección de datos personales requiere de la asistencia de los adultos. Foto: Christin Klose/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso editorial con el texto adjunto
ILUSTRACIÓN - Los niños frecuentemente no pueden evaluar con precisión qué datos están dando a conocer a través de Internet. La protección de datos personales requiere de la asistencia de los adultos. Foto: Christin Klose/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso editorial con el texto adjunto

Los niños deben aprender a manejarse de manera adecuada con Internet, una práctica que también incluye el tema del manejo de datos. Cuanto antes se les haga tomar conciencia de esto, cuanto mejor.

La iniciativa "Schau hin" (Fíjate bien) advierte que los menores frecuentemente no son capaces de evaluar los datos personales que exponen en Internet y que por ende no saben qué consecuencias puede acarrear este descuido.

La iniciativa recomienda a los padres explicar el tema de la protección de datos de forma adecuada con ejemplos ilustrativos, por ejemplo como si se tratase de un juego de detectives en el que los espías se dedican a robar y vender datos.

"Schau hin" añade que la comparación con un espacio de anuncios publicitarios en el que nadie colgaría sus fotos o cartas privadas también puede ser de utilidad.

ARMAR JUNTOS LOS PERFILES

Antes de la instalación y la utilización de aplicaciones u ofertas web, los padres deben mirar con detenimiento las condiciones generales de contrato y las normas de protección de datos y activar ya desde un inicio posibles barreras para la protección de la esfera privada.

Los expertos puntualizan que la descarga, el registro y la instalación de cuentas son precisamente un asunto que concierne a los padres en el caso de los hijos que están dando sus primeros pasos como internautas.

Al armar juntos los perfiles, los especialistas en protección de datos recomiendan facilitar la menor cantidad posible de información privada, por ejemplo en el nombre de usuario o la dirección de correo electrónico.

Al mismo tiempo, deben establecerse reglas claras y vinculantes para una navegación segura, un aspecto en el cual también debe considerarse la elección de contraseñas seguras.

Una contraseña adecuada debe estar compuesta por letras mayúsculas y minúsculas, cifras y caracteres especiales e incluir al menos ocho caracteres. Una frase pegadiza o una regla mnemotécnica pueden ayudar a recordar una contraseña.

dpa