Un consejo para hombres: mejor afeitarse antes de la ducha

ARCHIVO - El vapor de la ducha puede ablandar la piel en demasía para el afeitado eléctrico, pero es favorable para el afeitado húmedo. Foto: Daniel Karmann/dpa
ARCHIVO - El vapor de la ducha puede ablandar la piel en demasía para el afeitado eléctrico, pero es favorable para el afeitado húmedo. Foto: Daniel Karmann/dpa

Es mejor afeitarse y después ducharse. Así lo recomienda la Asociación alemana de la Industria de Geles y Productos para el Cuidado Personal para los hombres (IKW), que se inclina por el afeitado en seco.

"De lo contrario, el vapor puede llegar a ablandar tanto la piel y la barba que la afeitadora eléctrica no agarra bien el pelo y no lo corta", explica la experta de IKW Birgit Huber.

La situación es completamente diferente con el afeitado húmedo. En este caso, el pelo no solo debe estar húmedo, sino que incluso es mejor que esté lavado, para que quede libre de la capa de grasa.

Además, es conveniente que el pelo, al estar mojado, esté hinchado, para que la cuchilla de afeitar pueda hacer cortes suaves y lisos. Huber recomienda utilizar agua tibia porque abre los poros y así la piel es más fácil de afeitar.

El afeitado actúa como un peeling

Hay otras diferencias entre estos dos tipos de afeitado, sobre todo en lo que se refiere a su idoneidad. Para las pieles sensibles, es mejor el afeitado en seco con la máquina de afeitar eléctrica, porque así se irrita menos la piel.

"Es comparable a un peeling fuerte, no solo se elimina la barba, sino también las escamas de las capas superiores de la piel, es decir, la protección natural de la piel", explica Huber. "La piel también puede reaccionar a veces irritada con manchas secas o incluso rojas", agrega.

Pero precisamente por este efecto de exfoliación, el afeitado en húmedo está especialmente indicado para las pieles mixtas, añade la experta en cosmética. Según argumenta, "cada afeitado húmedo elimina las escamas de piel muerta, que son las que pueden obstruir los poros".

Por qué es mejor afeitarse por la mañana

La asociación IKW aconseja afeitarse por la mañana en ayunas. Porque es entonces cuando la piel es más elástica, algo que se va perdiendo a lo largo del día y hace que la piel sea más sensible. Además, la digestión del desayuno anima el ritmo cardíaco y con ello aumenta el flujo sanguíneo hacia la piel, lo que hace que puedan aumentar el riesgo de cortes o lesiones.

dpa