Malta, líder europeo en vacunaciones, advierte sobre riesgo por variantes del covid

Malta, líder de la UE en vacunación contra el covid-19, reconoció el martes el éxito de la adquisición conjunta del bloque, pero enfatizó que se deben tomar medidas para contrarrestar las preocupantes variantes del virus.

El ministro de Salud, Chris Fearne, excirujano que también es viceprimer ministro, dijo a la AFP en una entrevista que la "sin precedentes" compra conjunta de dosis de vacunas por parte la UE había evitado una competencia que habría dejado a Malta al margen.

"Imagine la situación si no hubiéramos hecho esto juntos: si los estados miembros hubieran seguido su propio camino (...) habría habido una carrera entre los estados miembros, por lo que los mayores estados probablemente habrían tenido acceso a las vacunas mientras que los más pequeños se habrían quedado rezagados, posiblemente ni siquiera habiendo tenido acceso", dijo.

Hasta el martes, Malta había aplicado al menos una dosis a 10% de su población de 515.000 personas, y más del 3% de los mayores de 16 años ahora estaban ya completamente vacunados con dos dosis de la vacuna de BioNTech/Pfizer o Moderna.

A partir de la semana pasada, también comenzó a vacunar con dosis de AstraZeneca, aunque para personas de entre 18 y 55 años.

La tasa de vacunación coloca a Malta en el tope de la de Unión Europea, algo que Fearne atribuyó a dos razones principales: ordenar dos millones de dosis, suficiente para inmunizar a su pequeña población dos veces, y una densa red de centros de salud comunitarios que dispensan las dosis tan pronto llegan.

Además, Malta tiene pedidos de otras tres vacunas candidatas -las de Johnson & Johnson, CureVac y Novavax-, que se deberían aprobar pronto en la UE.

Esto le permitió a Malta superar las dificultades de suministro que afectan a los mayores estados de la UE en implementación de sus campañas.

- Posibles dosis anual -

Fearne dijo que Malta también es muy consciente de que la vacunación contra el coronavirus puede ser un largo camino, sobre todo debido a las variantes que han surgido en Gran Bretaña, Brasil, Sudáfrica y Nigeria, algunas de las cuales parecen reducir la eficacia de los medicamentos actuales.

"Si la inmunidad disminuye, necesitaremos dosis de refuerzo, por lo que posiblemente necesitemos de una dosis anual. Ojalá no, pero esa es una posibilidad", dijo el ministro.

En una carta que envió el 18 de enero a la Comisión Europea, Fearne instó a la UE a realizar investigaciones sobre la inmunología de las vacunas contra el covid-19 y una secuenciación genética más frecuente para detectar nuevas cepas.

El virus, dijo, "seguirá mutando, lo que significa que en algún momento podríamos necesitar diferentes vacunas o diferentes cambios en las vacunas para hacer frente a las variantes". La comisión ha respondido que sus solicitudes están siendo atendidas.

- Conversaciones con Israel -

La tasa de vacunación de Malta ha atraído la atención de Israel, que hace una semana llegó a acuerdos con dos miembros de la UE, Grecia y Chipre, para permitir que los ciudadanos vacunados viajen sin obstáculos entre sus territorios.

'Estamos en conversaciones con el gobierno israelí' sobre eso, dijo Fearne.

Sin embargo, el funcionario expresó cautela ante la idea de lo que muchos llaman "pasaportes sanitarios" para personas vacunadas, al menos por ahora.

"Lo que yo llamaría 'certificados de prueba de vacunación' debe ser habilitador y no restrictivo", dijo, y explicó que aún no había datos suficientes sobre si una persona vacunada puede transmitir el coronavirus.

"Todavía necesitamos aprobar la evidencia científica de que una vacuna no solo disminuye las consecuencias de la infección (...) sino que también disminuye la transmisibilidad", dijo.

rmb/del/ahg/mb