La UE y Reino Unido deciden "no escatimar esfuerzos" sobre Irlanda del Norte

La Unión Europea y el Reino Unido se han comprometido este jueves en un comunicado conjunto a "no escatimar esfuerzos" en busca de un acuerdo para solucionar las tensiones post-Brexit en la provincia británica de Irlanda del Norte.

Después de "discusiones francas pero constructivas" en Londres, el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y el ministro británico Michael Gove acordaron, según este texto, proteger el acuerdo de paz que puso fin a 30 años de violencia en el Ulster y limitar al máximo las consecuencias del Brexit en "la vida diaria de las comunidades en Irlanda y en Irlanda del Norte".

Programaron asimismo una nueva reunión del comité conjunto entre la UE y el Reino Unido "a más tardar el 24 de febrero".

El Reino Unido abandonó la unión aduanera europea y el mercado único en enero de 2021, al final del período de transición del Brexit.

Pero su provincia de Irlanda del Norte sigue formando parte de ella, en virtud de un protocolo específico negociado en el acuerdo de divorcio entre Londres y Bruselas, que introduce controles sobre las mercancías que llegan a la provincia británica desde el Reino Unido.

Esta solución se adoptó para evitar infraestructuras fronterizas entre la provincia británica y la República de Irlanda porque sería arriesgado después de las tres décadas sangrientas entre unionistas y republicanos que terminaron en 1998.

- Penuria de mercancías -

Los dirigentes unionistas, partidarios de que Irlanda del Norte siga siendo británica, pidieron recientemente que se abandonara este protocolo. Alegan que ha provocado una penuria en la mercancía procedente del Reino Unido.

A su llegada a Londres, Sefcovic dijo que Bruselas está "absolutamente decidida" a aplicar el acuerdo post-Brexit para Irlanda del Norte, a pesar de que algunas voces pidan que se modifique o abandone.

"La UE hará cuanto pueda para proteger la paz en Irlanda del Norte, como lo hemos hecho durante las últimas décadas y el proceso del Brexit", declaró Sefcovic, quien instó al Reino Unido a respetar sus "compromisos" en la puesta en práctica del protocolo.

Pero matizó que la UE está dispuesta "a abordar estos problemas vinculados a su puesta en marcha".

La Unión Europea avivó la ira de los unionistas al amenazar la semana pasada con activar el artículo 16 del protocolo, que le habría permitido eludir ciertas disposiciones después de una disputa con Londres acerca del suministro de la vacuna británica contra el covid-19.

El bloque dio marcha atrás pero ya se había intensificado la oposición al protocolo en la provincia.

"Es decepcionante que la Comisión no haya reconocido la conmoción y la ira" que esta amenaza ha causado, declaró el jueves el gobierno británico, pidiendo "medidas urgentes" para restaurar la confianza.

jit-cdu/clp/ob/ybl/erl/gm