Breno Lopes, héroe inesperado de Palmeiras en Maracaná

RIO DE JANEIRO (AP) — El fútbol es imprevisible. Cuando todas las miradas se posaban sobre el artillero del Palmeiras Rony o sobre el talentoso mediocampista venezolano del Santos, Yeferson Soteldo, emergió un héroe inesperado en la final de la Copa Libertadores en el estadio Maracaná.

Proveniente del banco de suplentes de Palmeiras, Breno Lopes ingresó cuando faltaban cinco minutos de tiempo regular y ejecutó un cabezazo letal que le dio al Verdão el cetro en el certamen sudamericano, al imponerse el sábado por 1-0 sobre Santos.

La jugada decisiva, que convirtió a Palmeiras en bicampeón de la Libertadores, se dio luego de un altercado que derivó en la expulsión del técnico santista Cuca. A los 98 minutos, cuando parecía inevitable el alargue, el atacante Rony, quien había hecho una buena final, recibió la pelota por la derecha y envió un centro al área que Lopes conectó de cabeza tras anticipar al defensor del Peixe Pará.

Nada pudo hacer John, arquero de Santos, que vio cómo la pelota se le colaba por el palo izquierdo.

Por un instante, Lopes no supo bien qué hacer en el momento del gol. Se quitó la camiseta y salió corriendo hacia la tribuna de invitados del Palmeiras, con quienes celebró el gol que cambió la historia de la final.

Hasta este sábado el delantero del Verdão no estaba en los papeles de casi nadie. Con 25 años y oriundo de Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, llegó a Palmeiras en noviembre, proveniente del Juventude, un equipo de la segunda división brasileña. Fue el único refuerzo pedido por el técnico Abel Ferreira, que llegó al club en octubre.

“Agradezco la confianza de Abel en haberme contratado", dijo el héroe de la final en la conferencia de prensa tras el partido. "No es fácil defender los colores de Palmeiras. Cinco años atrás estaba en el futbol amateur y hoy puedo disfrutar este momento. Gracias a dios fui premiado con el gol”.

Poco conocido por la hinchada de Palmeiras, con apenas 17 partidos oficiales y dos goles —incluido el de este sábado— Lopes ingresó en las páginas doradas de la historia del club, que rompió una sequía de 21 años en la mayor competición de clubes del continente.

"Gracias a la competencia de Breno.. a mí me gusta dar la oportunidad a jugadores que vienen de abajo. Van a dar la vida. La palabra que me sale es gracias”, dijo Ferreira.

Con los últimos partidos del torneo brasileño por delante, Palmeiras comenzará a pensar ahora en el mundial de clubes en Qatar, donde debutará contra el ganador de Tigres de México y Ulsan, de Corea del Sur, en la semifinal del 7 de febrero. El gran favorito del torneo es el Bayern Munich, vigente campeón de la Liga de Campeones de Europa.