Gobierno británico enfrenta resistencia ante plan de exámenes masivos por COVID-19: fuentes

Por Alistair Smout y Elizabeth Piper

LONDRES, 27 ene (Reuters) - Científicos y asesores se resisten a los planes del gobierno británico de realizar exámenes de COVID-19 a la población para apuntalar los esfuerzos por reabrir la economía debido a que les preocupa el uso generalizado de test rápidos, dijeron fuentes cercanas al programa de pruebas.

Bajo creciente presión para trazar una forma de salir de la tercera cuarentena nacional de Inglaterra y de cara a las críticas por su gestión de la pandemia, el primer ministro Boris Johnson quiere acelerar los esfuerzos para conseguir que los niños vuelvan a las escuelas y reactivar los negocios.

Un plan que el gobierno ha estado debatiendo durante un tiempo es hacer exámenes a gran parte de la población, con el objetivo de cortar la transmisión del virus al encontrar y aislar a más de una de cada tres personas con COVID-19 que no muestran síntomas, dijeron dos fuentes cercanas al programa de pruebas.

Pero ese plan está frenado, dijeron las fuentes, debido a que algunos expertos científicos, clínicos y asesores de políticas se preguntan si las fallas de las pruebas rápidas contrarrestan sus beneficios.

Una fuente dijo que las fechas anteriormente previstas para el lanzamiento de las pruebas a nivel nacional ya pasaron, mientras que la otra comentó que los funcionarios del programa de pruebas y seguimiento de contactos se estaban preparando para el próximo mes "por si acaso", pero tenían dudas de que se inicie.

Una portavoz del departamento de salud dijo que el gobierno consideró "pruebas dirigidas a personas asintomáticas" como una forma de ayudar a "detectar estos casos y romper las cadenas de transmisión", lo que sugiere que hasta ahora los ministros no se inclinan a iniciar pruebas masivas en la población.

"Para ayudar a detener la propagación del virus, todos los días se llevan a cabo cientos de miles de pruebas de flujo lateral, la mayoría de las cuales se realizan en sitios de pruebas dedicados a personas sin síntomas en una variedad de entornos comunitarios como universidades, escuelas, residencias y lugares de trabajo".

POSITIVOS NO DETECTADOS

Algunos en el gobierno dicen que los exámenes a toda la población podrían ayudar a contener el virus mientras continúa la distribución de la vacuna, y ambas medidas en conjunto se consideran clave para levantar las restricciones. Hasta ahora, se han detectado más de 41.000 casos positivos mediante pruebas rápidas.

Pero no todos creen que las pruebas masivas sean útiles. El director del programa de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, dijo el año pasado que las pruebas generalizadas a la población son costosas y poco realistas, incluso si algunos exámenes a personas asintomáticas pueden ser útiles.

Varios científicos dicen que si bien las pruebas de flujo lateral tienen una alta especificidad, lo que significa que es poco probable que un resultado positivo sea falso, su menor sensibilidad puede llevar a que no se detecte hasta un 50% de los casos positivos.

La portavoz del Ministerio de Salud dijo que las pruebas de flujo lateral que utiliza el gobierno "pasan por una evaluación rigurosa por parte de los principales científicos del país".

"Son eficaces para detectar casos infecciosos de coronavirus, son fáciles de usar y dan resultados en 30 minutos para que aquellos que dan positivo puedan aislarse de inmediato".

El consejo del gobierno para la autoexaminación con pruebas de flujo lateral dice que "los resultados negativos no descartan la infección por COVID-19".

Aún así, quienes defienden las pruebas de flujo lateral regulares a la población dicen que pueden ayudar a identificar los casos de COVID-19 más infecciosos, particularmente en los lugares de trabajo, lo que permite un autoaislamiento más rápido para detener los brotes localizados.

Dido Harding, jefe del sistema de seguimiento de contactos y exámenes de COVID-19 de Inglaterra, dijo que si bien ninguna prueba es perfecta, los test de flujo lateral son "extremadamente útiles" debido a su velocidad, fácil distribución y capacidad para detectar casos asintomáticos.

(Reporte de Elizabeth Piper, Alistair Smout y Paul Sandle; Editado en Español por Ricardo Figueroa)