Libia.- Paramilitares libios retienen parte de las exportaciones de crudo para exigir mejores salarios


MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Miembros de una fuerza paramilitar libia responsable de salvaguardar los puertos petroleros del país han paralizado los envíos en dos terminales de Hariga y Ras Lanuf, en el este, para exigir mejores salarios.

Los miembros de la llamada Guardia de Instalaciones Petroleras ordenaron la suspensión de las operaciones, según personas familiarizadas con la situación a Bloomberg.

El petrolero 'Dubai Hope', que actualmente carga crudo en Ras Lanuf, sería el último en hacerlo hasta que se cumplan las demandas de los paramilitares, según dos de las personas.

La interrupción, que podría extenderse incluso al puerto de Sidra, el más grande de Libia podría amenazar una recuperación en las exportaciones y la producción de petróleo de la nación árabe.

Si bien podría resolverse rápidamente, el paro subrayó las persistentes tensiones políticas en Libia tras la tregua, y la debilidad del aplaudido proceso de reanudación de las exportaciones en el país norteafricano, cuya producción de crudo aumentó de casi cero a casi 1,25 millones de barriles diarios después de que finalizara el bloqueo de los puertos instaurado por las fuerzas rebeldes del este del país.

La paz llevó al levantamiento de las restricciones, pero la recuperación dista, y mucho, de terminar, debido al estado ruinoso de muchos oleoductos y otras instalaciones.

Según una de las fuentes consultadas, se están llevando a cabo negociaciones para resolver la disputa salarial, pero si este domingo no se cumplen sus expectativas, es probable que declaren el paro en Es Sider, con el golpe a la economía que ello conlleva.

De hecho, y a principios de este mes, los guardias en Hariga rechazaron temporalmente la entrada al petrolero 'Olympic Fighter' antes de permitir su carga, y dieron al Gobierno libio hasta finales de enero para pagar lo que entendían como salarios atrasados.

La guardia se formó originalmente como una fuerza neutral para defender los puertos y campos petrolero, pero sus miembros se han convertido en una parte extremadamente influyente en la producción de crudo libio.