Un general bosnio condenado a 10 años de cárcel por crímenes de yihadistas

Un exgeneral de las fuerzas musulmanas de Bosnia fue condenado el viernes a 10 años de cárcel por crímenes de guerra cometidos por yihadistas extranjeros durante el conflicto de los años 1990.

Un tribunal de Sarajevo consideró culpable a Sakib Mahmuljin, de 68 años, de la muerte de más de 50 prisioneros de guerra serbios en la región de Vozuca y Zavidovici, en el noreste del país, en su calidad de responsable jerárquico.

Los crímenes fueron cometidos por la unidad 'El Mujahid' que estaba constituida por centenares de yihadistas, básicamente extranjeros, provenientes de países africanos, de Oriente Medio, e incluso de algunos países occidentales.

La unidad incluía también musulmanes bosnios y formaba parte del 3er cuerpo del ejército bosnio, bajo las órdenes de Sakib Mahmuljin.

El acusado "no impidió que se cometieran asesinatos y tratamientos inhumanos" ni tampoco hizo nada "para que los autores de esos crímenes fueran castigados", dijo en un comunicado el tribunal.

El general fue reconocido igualmente culpable, como comandante, de torturas sobre civiles, heridos y prisioneros de guerra.

Es una de las pocas condenas de ex altos responsables militares de las fuerzas bosnias (musulmanes) por crímenes cometidos durante el conflicto intercomunitario (1992-95).

Los hechos tuvieron lugar, según la fiscalía, entre julio y octubre de 1995, durante dos ofensivas de las fuerzas bosnias.

La identidad de los yihadistas no ha sido revelada.

La unidad 'El Mujahid' adquirió una siniestra reputación a causa de los crímenes cometidos contra prisioneros de guerra serbios o croatas en Bosnia.

La guerra en Bosnia causó unos 100.000 muertos y más de dos millones de refugiados y desplazados, la mitad de la población bosnia en la época.

La mayoría de esos combatientes islamistas abandonaron el país tras la guerra, bajo presión de Estados Unidos, que lideró las negociaciones de paz en la región.

rus/ev/slb/jz/tjc