Tibia acogida en el Golfo del inicio del mandato del presidente Biden

La prensa de las monarquías árabes del Golfo acogió el jueves con poco entusiasmo al nuevo presidente estadounidense Joe Biden, preguntándose si reproducirá la política de la administración del expresidente Barack Obama, juzgada demasiado conciliadora con Irán.

Los dirigentes de Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Catar y Kuwait felicitaron al nuevo presidente estadounidense, mientras que los de Arabia Saudita y Omán, los otros dos miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) todavía no lo hicieron.

"Adiós, Trump; bienvenido, Biden", escribió sobriamente el columnista saudita Aberrahman al Rashed en el diario Ashraq al Awsat.

Como muchos articulistas del Golfo, en general afines a los círculos del poder, Rashed afirmaba temer que la política del ejecutivo de Biden se asemeje a la de Obama, del que Biden fue vicepresidente.

Pero, al mismo tiempo, consideraba poco probable un regreso de esa política, pese a que Biden se haya rodeado de personas que también participaron en la administración de Obama.

Mientras que Donald Trump adoptó una política de "presión máxima" respecto a Teherán, se espera que Biden enarbole una política más convencional hacia Irán, gran rival regional de Arabia Saudita.

Durante el mandato de Trump, Estados Unidos se retiró unilateralmente del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní, cerrado en 2015 con Teherán, y asesinó al general Qasem Suleimani, artífice de la estrategia iraní en Oriente Medio.

En Baréin, el diario Akhbar Al-Khaleej lamentó incluso la partida de Trump, subrayando que era merecedor de "agradecimientos y reconocimiento".

"Las posiciones de Trump sobre Irán crearon una nueva realidad [...] y a la administración Biden le resultará difícil renegar de ellas totalmente", consideró el columnista del Akhbar Al-Khaleej, Sayed Zahra.

Además, agregó que la administración Obama apoyó a "fuerzas destructoras en los países árabes, intentando darles el poder", en alusión al supuesto apoyo de esa administración a los Hermanos Musulmanes, en Egipto y en otros lugares.

Horas antes de dejar sus funciones, Trump entregó la Legión del Mérito, una importante condecoración estadounidense, al rey de Baréin, Hamed bin Issa al Jalifa.

El diario saudita Okaz, por su parte, se preguntó si la nueva administración estadounidense "dará un abrazo a los aliados", es decir, los países árabes del Golfo, o si "reconectará con sus enemigos", en alusión a Irán.

dm-mah/feb/jvb/es