El waterpolo emerge en Italia a seis meses de los Juegos Olímpicos

Todavía faltan seis meses para los Juegos de Tokio y su disputa está por confirmar, pero en una piscina de Trieste (Italia) ocho selecciones se disputan esta semana los últimos pasajes olímpicos en el waterpolo femenino, donde las competidoras vuelven a sonreír tras casi un año sin partidos internacionales.

Banderas, himnos y partidos, pero también gradas vacías y mascarillas obligatorias, que las deportistas mantienen en su rostro incluso durante las presentaciones, quitándoselas únicamente para saltar al agua.

A seis meses de la cita en Tokio (23 julio-11 agosto), Trieste ofrece un aperitivo del tipo de competición que se dará en principio en Japón, en los tiempos del covid-19.

"Es algo extraño, es cierto, ni siquiera poder hacer un check (saludar chocando los puños) con las rivales al final del partido. Pero así son las cosas, es algo que se ha convertido en normal", explica a la AFP la griega Christina Tsukala, con ilusión en la mirada después de haber marcado siete goles el martes a la selección de Kazajistán.

"¿El regreso? ¡Es difícil! Pero todas deseábamos volver a empezar después de un año prácticamente sin partidos internacionales. Así que estamos muy contentas", añade la jugadora del Olympiakos.

El ambiente en la piscina es "extraño" para todas, incluso para las húngaras y su entrenador -y exjugador- Attila Biro: "Nunca he jugado de esta manera, es extraño. En Hungría todavía jugábamos este otoño (boreal) ante aficionados... Esto de ahora (jugar a puerta cerrada) facilita mi trabajo para hablar con las jugadoras, pero prefiero que haya gritos de espectadores".

- "No esencial" -

Desde hace un año, el contexto ha cambiado mucho.

En Italia, las piscinas y gimnasios están cerrados al público, pero eso no impide la celebración de este evento, de gran importancia para los ocho equipos participantes, que persiguen su sueño olímpico.

Los finalistas del torneo preolímpico conseguirán los dos últimos billetes para los Juegos de Tokio, uniéndose en la lista de participantes a los ocho equipos ya clasificados (Australia, Canadá, China, Sudáfrica, España, Rusia, Estados Unidos y Japón).

Las italianas, vigentes subcampeonas olímpicas, las húngaras, las holandesas y las griegas son las favoritas de este torneo.

Francia, por contra, llega al torneo con varias bajas y fue derrotada en el primer partido por Italia. Pese a ello, en el equipo hay buenas sensaciones por haber podido volver a jugar un partido once meses después.

"Esto es una oportunidad, sí. Como deportistas de alto nivel tenemos esta posibilidad de poder hacer algo que puede ser considerado como no esencial", estima la capitana francesa, Géraldine Mahieu, que juega en el Dunaujvaros de Hungría, un país en el que la liga de waterpolo se retomó en julio.

- En la "burbuja" -

Desde finales de diciembre, los equipos fueron preparando su 'burbuja' sanitaria.

El aislamiento es la norma para todas las personas presentes en Trieste esta semana. Tanto jugadoras como dirigentes ven sus movimientos limitados al hotel y a la piscina.

El seleccionador de Kazajistán no oculta que esa limitación pone a prueba "psicológicamente" al equipo porque no tiene la oportunidad de salir a pasear o distraerse por las calles de esta ciudad portuaria del norte de Italia, cercana a Eslovenia.

Pero los Juegos Olímpicos bien merecen el esfuerzo.

"Nos pasamos la vida luchando para disputarlos. Es una cita clave para todos los deportistas", recuerda la italiana Roberta Bianconi, subcampeona olímpica en Rio-2016, que no quiere pensar en un nuevo aplazamiento o en la cancelación de los Juegos de Tokio.

"Eso sería un golpe realmente duro, pero si se produce sería porque la situación global es realmente difícil...", subraya.

Ese escenario también es difícilmente imaginable para el seleccionador húngaro: "Evidentemente deseamos que haya aficionados en Tokio, pero creo que deben celebrarse, aunque sea sin público".

¿Y los deportistas que vayan a Tokio tendrán que estar vacunados? "Será sin duda la única solución para poder disputar los Juegos con tranquilidad, si nos clasificamos", opina Bianconi.

alu/jr/dep/dr/psr