Grandes bancos de EEUU esperan mejora económica en 2021

Los grandes bancos estadounidenses publicaron resultados con claroscuros para el último trimestre del turbulento año 2020, pero manifestaron optimismo sobre este 2021 gracias a las vacunas contra el coronavirus y la perspectiva de estímulos económicos adicionales en Estados Unidos.

Luego de aumentar en varios miles de millones de dólares sus provisiones para prevenir potenciales impagos de sus clientes afectados por la pandemia, dos grandes bancos redujeron estos montos en el cuarto trimestre: JPMorgan los redujo 1.900 millones de dólares y 46 millones en el caso de Citigroup.

"Deberíamos tener todavía dos trimestres de datos económicos nebulosos y tenemos 4.000 personas que mueren cada día" por el covid 19 y eso es "mucho sufrimiento para los desempleados y las pequeñas empresas", resumió Jamie Dimon, presidente de JPMorgan Chase, durante una conferencia telefónica.

"Pero esperemos que este verano (boreal) podamos ver una economía muy sana", añadió.

"Tenemos la vacuna, tenemos el estímulo fiscal y las personas ahorraron mucho dinero", dijo Dimon. Una vez que se recupere el optimismo, "eso debería alimentar una demanda importante".

"Vemos señales positivas en los indicadores", estimó de su lado el director financiero de Citi, Mark Mason. "Y hay más certezas", añadió, mencionando las vacunas y la elección confirmada del demócrata Joe Biden como presidente, así como el plan de ayuda adoptado por el Congreso a fines de 2020 y el que presentó el jueves por la noche el mandatario electo.

Biden anunció que buscará un plan de 1,9 billones de dólares con ayudas directas a familias y pequeñas empresas, así como reapertura de escuelas y aumento de vacunación contra el coronavirus.

De todos modos, la prudencia marca el rumbo: JPMorgan Chase conserva aún 30.000 millones de dólares en provisioes en vista de la "incertidumbre económica importante a corto plazo", destacó Dimon.

- Ganancia récord -

JPMorgan Chase registró beneficios récord en el cuarto trimestre, impulsados por una disminución de sus provisiones para cubrirse de eventuales impagos de préstamos, pero también por sus actividades en los mercados financieros.

Sus actividades de banco de negocios e inversiones tuvieron una ganancia en aumento de 82% a 5.300 millones de dólares.

La entidad ganó así 12.100 millones de dólares de octubre a diciembre con una facturación de 29.200 millones de dólares.

En el año, marcado por la propagación del covid-19 y sus duras consecuencias para la economía, JPMorgan Chase registró una ganancia neta de 29.100 millones de dólares con una facturación de 119.500 millones de dolares

Citigroup de su lado, registró una disminución de su facturación en el cuarto trimestre, lo que se reflejó en sus beneficios.

El banco vio caer su beneficio neto un 7% de octubre a diciembre, a 4.600 millones de dólares, y un 41% en el año, a 11.400 millones de dólares. Los resultados, no obstante, superaron las expectativas de los analistas financieros.

Citigroup mantiene provisiones de 28.000 millones de dólares.

Wells Fargo logró un beneficio en alza de 4% en el cuarto trimestre, a 2.990 millones de dólares, pero su facturación bajó 10% por el declive de actividad económica debido a la pandemia, y las bajas tasas de interés.

Las acciones de bancos, que cayeron al inicio de la pandemia, se recuperaron. La acción de JPMorgan cotizaba un 52% por encima de su valor de setiembre este jueves y 11% por encima de su apertura de 2021.

jum/lo/sr/mr/gm