Estado brasileño desbordado por el COVID-19 recibe suministros de oxígeno

Por Bruno Kelly

MANAOS, Brasil, 15 ene (Reuters) - La Fuerza Aérea de Brasil entregó en la madrugada del viernes suministros de emergencia de oxígeno al estado selvático de Amazonas, que está siendo abrumado por una segunda oleada de casos de COVID-19, y donde hay reportes de pacientes que mueren por asfixia en los hospitales.

La Fuerza Aérea envió seis cilindros con 9.300 kilogramos de oxígeno desde el estado de São Paulo hasta Manaos, la capital del estado de Amazonas en el norte de Brasil, donde será distribuido a los hospitales, según un comunicado de la institución.

Más suministros se estaban cargando en São Paulo el viernes con destino a Manaos, agregó.

La Fuerza Aérea dijo que también está evacuando pacientes para aliviar la presión sobre el sistema de salud del lugar. Un primer vuelo transportó a nueve enfermos y cinco médicos de Manaos a Teresina, en el noreste de Brasil. Los traslados continuarán en dos aviones que volarán a seis ciudades.

El segundo brote de coronavirus más mortífero del mundo, después del de Estados Unidos, está en Brasil y Manaos fue una de las primeras ciudades brasileñas golpeadas por la espiral de muertes y casos de la primera ola de la pandemia del año pasado.

Con los servicios de emergencia al borde de colapso por la segunda ola, el gobernador Nelson Lima anunció un toque de queda estatal de siete de la tarde a seis de la mañana para detener la propagación del coronavirus.

Las autoridades sanitarias dijeron que los suministros de oxígeno se habían agotado en algunos hospitales y que las salas de cuidados intensivos estaban tan llenas que decenas de pacientes estaban siendo trasladados a otros estados.

En el Amazonas se ha descubierto una nueva variante del virus, que comparte características con otras cepas altamente infecciosas, pero la Organización Panamericana de la Salud de la OMS dijo que aún es demasiado pronto para decir si eso está causando el aumento. (Reporte de Bruno Kelly Editado en español por Javier López de Lérida)