Giammattei llama a tender "puentes" tras convulso primer año de gobierno en Guatemala

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, llamó este jueves a la unidad nacional y a construir "puentes" en el país, al cumplir un año en el gobierno, marcado por la pandemia de covid-19 y las protestas ciudadanas que piden su renuncia.

"Este es el momento de la construcción de puentes más allá de nuestras diferencias, que nos hagan ver la posibilidad de dejar atrás décadas de abandono en el sistema de salud, educación, o superar las causas estructurales que han dado origen a la miseria", afirmó en un discurso ante el Congreso.

Giammattei, un médico derechista de 64 años, cumplió el primero de cuatro años de gestión bajo la sombra de la pandemia del nuevo coronavirus que, según el mandatario, afectó a sus planes de gobierno para "regenerar el Estado y mejorar la economía".

"Hubiera querido que esta pandemia no nos afectara, pero sin embargo mi compromiso es seguir trabajando", agregó.

Varios sectores han criticado el manejo de la pandemia por parte de Giammattei denunciando corrupción y deficiencias en las acciones para contener el virus, así como dudas sobre el destino de los fondos millonarios de emergencia que aprobó el Parlamento por medio de deuda pública.

En noviembre pasado, miles de guatemaltecos salieron a las calles a protestar contra Giammattei tras la aprobación del presupuesto nacional para este año, ratificado por el oficialismo y cuestionado por presuntamente no atender los problemas urgentes de la población.

Las manifestaciones reclamaban soluciones para cuestiones como la pobreza, que afecta a más de la mitad de los 17 millones de habitantes de Guatemala.

Los diputados dejaron sin efecto el presupuesto tras manifestaciones violentas, en las que parte del Congreso ardió en llamas.

"Ha sido un gobierno nefasto y esperamos que el binomio presidencial [presidente y vicepresidente] renuncie", expresó a la AFP el líder universitario Manuel Marín, durante una manifestación este jueves fuera del Congreso, blindado por decenas de policías y militares.

Marín indicó que el pedido hecho desde finales del año pasado se mantiene vigente para que Giammattei y su vicepresidente, Guillermo Castillo, dejen sus cargos.

"Es un gobierno abominable y criminal que se ha dedicado a robar y mentir", agregó la activista Brenda Hernández, en la protesta, que reunió a cerca de un centenar de manifestantes.

El propio vicepresidente Castillo llegó a pedirle en noviembre a Giammattei que ambos renunciaran a sus puestos por el bien del país, pero luego tuvieron una aparente reconciliación e hicieron un llamado al diálogo.

hma/mav/rs