EEUU: escasez de microchips afecta a industria automotriz

Los fabricantes de autos Ford y Toyota van a disminuir el ritmo de producción e incluso cerrar usinas en Estados Unidos debido a la escasez de microchips, ampliamente utilizados en la fabricación de vehículos y en muchos sectores muy demandados, desde que comenzó la pandemia.

La fábrica de Ford en Louisville, Kentucky, donde se producen los Ford Escape y los Lincoln Corsair, con una masa salarial de 4.100 personas, cerrará durante una semana, indicó una portavoz del grupo.

La firma prevé que más adelante en el año la factoría funcione por debajo de sus capacidades.

"La escasez mundial de semiconductores presenta desafíos y perturbaciones para la producción para toda la industria automotriz en el mundo, incluyendo Ford", destacó Kelli Felker.

La demanda de aparatos electrónicos de todo tipo explotó desde el inicio de la pandemia de coronavirus, entre el auge del teletrabajo y el entretenimiento en casa. Los fabricantes de semiconductores no logran responder a la demanda mundial.

Esto "podría tener un efecto significativo sobre los empleos y la economía, dada la importancia de la fabricación de autos", indicó la portavoz de Ford.

Toyota indicó, por su parte, que la producción de pick-ups Tundra en su usina de San Antonio, Texas, se está viendo también afectada por la situación.

"Estamos aún evaluando el impacto a largo plazo, pero para el mes de enero anticipamos una reducción de la producción de Tundra de hasta 40%", indicó un portavoz del grupo japonés.

Según The Wall Street Journal, Fiat Chrysler también disminuirá el ritmo de producción en una fábrica de Jeep de México, y en una usina de Canadá por la misma razón.

jum/Dt/els/mr/rs