Siete meses de represión implacable en Hong Kong

Desde hace varios meses, Hong Kong es objeto de un firme control por parte del poder central chino, que respondió al inmenso movimiento de protesta de 2019 imponiendo a la región semiautónoma una ley draconiana sobre seguridad nacional.

Este miércoles, 53 miembros de la oposición prodemocracia fueron detenidos por "subversión" en virtud de este texto, una redada inédita que movilizó a un millar de policías.

Estos son los momentos más destacados de la represión china en la excolonia británica:

- Una nueva ley -

El 22 de mayo, el comité permanente de la Asamblea Popular Nacional dio a conocer un proyecto de ley para Hong Kong.

La nueva ley está destinada a "impedir, detener y reprimir toda acción que amenace gravemente la seguridad nacional, como el separatismo, la subversión, la preparación o el hecho de llevar a cabo acciones terroristas, así como las actividades de fuerzas extranjeras que constituyan una injerencia en los asuntos" de Hong Kong.

Rompiendo con el proceso habitual, Pekín anuncia que el texto no será debatido y votado por el Consejo Legislativo (LegCo), el Parlamento de Hong Kong, que no había logrado aprobar un proyecto de ley similar en 2003 debido a la presión de la calle.

Se incorporará por decreto a la Ley Fundamental (una especie de Constitución que rige en Hong Kong desde 1997), lo que representa una intervención sin precedentes de Pekín.

- La ley es adoptada -

Tras un "debate" a puerta cerrada, el Parlamento chino aprueba por unanimidad el texto, inmediatamente firmado por el presidente Xi Jinping, el 30 de junio, y publicado sólo una hora antes de su entrada en vigor la noche siguiente.

Otorga a la justicia de China continental la facultad de perseguir ciertos delitos, y a los agentes de seguridad chinos la posibilidad de operar en territorio de Hong Kong. Hasta ese momento, la policía y la justicia eran competencias exclusivamente de Hong Kong.

El texto prevé penas de hasta cadena perpetua y prohíbe la expresión de opiniones como ideas independentistas o demandas de una mayor autonomía.

Cuatro jóvenes activistas prodemocracia anuncian el mismo día su dimisión de su partido, Demosisto, que fue disuelto. Uno de ellos, Nathan Law, decide huir.

- Arrestos -

El 1 de julio, día del 23º aniversario de la devolución del territorio de Hong Kong por parte de Londres, se efectúan las primeras detenciones en nombre de la Ley de Seguridad, sobre todo por eslóganes ahora prohibidos.

Una semana más tarde, agentes de seguridad chinos se instalan en una nueva Oficina de Seguridad Nacional en Hong Kong.

Entre las personas detenidas en virtud de la nueva ley figuran cuatro estudiantes, arrestados por publicaciones en las redes sociales.

- Fugitivos capturados -

Doce personas son interceptadas en agosto por la guardia costera china cuando intentaban huir a Taiwán por mar.

El grupo desapareció en el sistema judicial opaco de China continental. La mayoría fueron condenados a finales de diciembre en un juicio al que la prensa extranjera no tuvo acceso.

- Elecciones aplazadas -

Un mes después de la entrada en vigor de la nueva ley, 12 activistas prodemocracia, entre ellos cuatro miembros del Consejo Legislativo, ven invalidadas sus candidaturas a las legislativas.

Al día siguiente, el gobierno local anuncia el aplazamiento de las elecciones un año, invocando la epidemia del nuevo coronavirus.

Es un duro golpe para el movimiento prodemocracia, que esperaba aprovechar la popularidad de las protestas de 2019 y su éxito en las elecciones locales para obtener, por primera vez, la mayoría en una cámara compuesta de tal manera que  se inclina casi automáticamente hacia las autoridades fieles a Pekín.

- La libertad de expresión en la mira -

En julio, se ordena a las bibliotecas y escuelas que revisen sus colecciones y que retiren los libros que puedan verse afectados por la ley, en particular los escritos de militantes prodemocracia como Joshua Wong.

Dos figuras de la lucha prodemocracia son expulsadas por las universidades para las que trabajaban. En agosto, la policía registra la sede del periódico prodemocracia Apple Daily y arresta a su dueño, el magnate Jimmy Lai.

- Parlamento neutralizado -

A principios de noviembre, cuatro parlamentarios prodemocracia son expulsados por sus posiciones. Por solidaridad, los otros diputados de la oposición dimiten.

- Activistas condenados -

A principios de diciembre, Joshua Wong, uno de los rostros más conocidos de la oposición de Hong Kong, y dos de sus compañeros, Agnes Chow e Ivan Lam, son condenados a prisión y encarcelados por su papel en las manifestaciones de 2019.

jta-jac/lch/mab/es