En Israel, más rápida la vacunación que las vacunas

EFE/EPA/ABIR SULTAN
EFE/EPA/ABIR SULTAN

Jerusalén, 31 dic (EFE).- La campaña de vacunación en Israel avanza a más del doble de velocidad de lo que estaba previsto, tanto, que el país prevé quedarse sin vacunas alrededor del próximo 10 de enero y suspender la campaña hasta que lleguen más, a principios de febrero.
El Gobierno anunció que podría vacunar a unas 60.000 personas al día. Luego aumentó la cifra a 82.000. Pero ayer se vacunaron 152.000 personas, las reticencias de la población han quedado aparcadas y miles de israelíes están esperando ansiosos la inoculación.
Según informó hoy la emisora pública Kan, este ritmo hará que alrededor del 10 de enero se tenga que dejar de vacunar durante un periodo de unas tres semanas, cuando llegarán al país otros tres millones de dosis de Pfizer.
En marzo y abril, se recibirán tres millones más, lo que elevará el total recibido a diez millones, suficiente para inocular a 5 millones, ya que se requieren dos dosis por persona. Israel tiene nueve millones de habitantes, pero los menores por el momento, no serán inoculados.
"Más de 150.000 israelíes fueron vacunados ayer. Un total de 800.000 israelíes ya han sido vacunados contra el corona. ¡Campeones del mundo!. Continuaremos así y seremos los primeros en emerger de la pandemia, abrir nuestra economía y volver a la vida", dijo esta mañana el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en su cuenta de Twitter.
Kan asegura que el ritmo de vacunación es muy bajo en las localidades árabes, donde los médicos piden más campañas de información para animar a la población.
Sanidad espera que el efecto de la vacunación se empiece a manifestar en los datos de morbilidad dentro de alrededor de un mes y medio. Por el momento, el país sigue con una cifra de contagios diarios por encima de los cinco mil. Ayer fueron 5.253 nuevos positivos, de los cerca de 97.0000 test que se hicieron, según los datos divulgados esta mañana por Sanidad.
Hay 639 pacientes graves, de los que 165 están conectados a respiradores, y la cifra total de muertos desde marzo se eleva a 3.314.