Diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo, recibe el título de "Héroe del Trabajo" en Cuba

La diva del proyecto Buena Vista Social Club, Omara Portuondo, con más de 70 años de carrera artística y determinada a seguir cantando hasta el final, recibió en La Habana el título de Héroe del Trabajo de Cuba, informó este miércoles la prensa local.

Portuondo, de 90 años, fue una de los 13 cubanos condecorados con el título honorífico de Héroe del Trabajo de la República de Cuba en un acto celebrado en el salón de protocolo El Laguito, en el oeste de la capital, encabezado por el presidente Miguel Díaz-Canel, señaló el diario oficial Granma.

El periódico publicó en su portada una foto en la que Portuondo aparece sentada, con su tapabocas, un largo vestido blanco bordado con flores y un turbante amarillo brillante, mientras Díaz-Canel le impone la medalla "Estrella de Oro del Trabajo", insignia de la condecoración.

El título honorífico es otorgado por el Consejo de Estado en reconocimiento "a extraordinarios méritos" laborales.

La gloriosa voz del Buena Vista Social Club comenzó su carrera artística en 1947 y ha expresado más de una vez su determinación de seguir sobre los escenarios hasta el final de sus días.

"Mi trabajo es muy importante, parece que nací para hacer esto, para cantar. Yo canto, la gente lo disfruta y yo también", declaró Portuondo a la AFP en abril pasado.

"La música es en mí, cielo, tierra, mar y sol, alegría y razón. Con unas notas se hace feliz a la gente, la música es muy importante para vivir", añadió.

Los principales músicos del Buena Vista, que coronó la fama de Portuondo, integraron la vieja guardia musical prerrevolucionaria.

A finales de la década de de 1990, cuando ya estaban jubilados, fueron persuadidos para volver al escenario por la estrella cubana Juan de Marcos González, Nick Gold, del sello de grabación World Circuit, y el guitarrista estadounidense Ry Cooder.

Entonces, el Buena Vista se convirtió en una banda de renombre mundial tras lanzar su álbum homónimo, que ganó un premio Grammy en 1998 y es el disco cubano más vendido de todos los tiempos.

rd/lp/dga