Holanda pone al descubierto a dos espías rusos

LA HAYA, Holanda (AP) — Una agencia de inteligencia de Holanda puso al descubierto a dos espías rusos que tenían como blanco el sector científico y tecnológico holandés, un caso que probablemente tense aún más las relaciones entre ambos países.

El Servicio General de Inteligencia y Seguridad, conocido con el acrónimo holandés de AIVD, informó que los agentes trabajaban en la embajada rusa y contaban con acreditación diplomática. Ambos han sido declarados personas “non grata” por el Ministerio del Exterior, por lo cual ya no podrán trabajar como diplomáticos y tendrán que abandonar el país.

“Protegemos los intereses estratégicos de nuestro país al recabar información de inteligencia y usar esa información y exponer el espionaje”, dijo el director general del AIVD, Erik Akerboom. “De esa manera podemos frustrar estos intentos de espionaje, tal como lo hemos hecho en esta ocasión”.

El espía de mayor importancia buscaba información sobre inteligencia artificial, semiconductores y nanotecnología, de acuerdo con el AIVD.

“Esta tecnología tiene aplicaciones civiles al igual que militares, como sistemas armamentísticos”, agregó la agencia.

El AIVD agregó que los funcionarios laboraban con la agencia de inteligencia civil rusa conocida como SVR. Uno de ellos creó una red de fuentes que trabajan o solían trabajar en el sector de alta tecnología en Holanda, subrayó el AIVD, mientras que el segundo agente “jugó un rol de apoyo”.

“Algunos de estos individuos recibieron pagos del funcionario de inteligencia a cambio de información”, de acuerdo con la agencia.

La embajada rusa en La Haya no respondió de momento a una llamada telefónica ni a un mensaje de texto en busca de declaraciones sobre el anuncio del jueves.

Las relaciones entre Holanda y Rusia se han mantenido muy tensas durante años. Los dos países han estado en conflicto por la investigación del derribo en 2014 del Vuelo 17 de Malaysia Airlines sobre el este de Ucrania, devastado por conflictos armados.

Holanda considera a Rusia responsable legalmente por el derribo, que cobró la vida de las 298 personas a bordo, entre pasajeros y tripulación, del vuelo de Ámsterdam a Kuala Lumpur. La fiscalía asegura que el avión de pasajeros fue derribado con un misil Buk que fue transportado a Ucrania desde una base militar rusa. Moscú siempre ha negado su intervención.