El entusiasmo "espectacular" por el ajedrez, fruto del confinamiento y serie de TV

Las medidas de confinamiento por el covid-19 y la miniserie estadounidense "The Queen's Gambit" ("Gambito de Dama") de Netflix han provocado un entusiasmo "espectacular" por el ajedrez por internet, afirmó a la AFP el gran maestro indio Vishwanathan Anand.

Contrariamente a muchos deportes, que han sufrido este año las consecuencias de confinamiento, el ajedrez experimentó un auge fenomenal, según la plataforma Chess.com, que tuvo 2,5 millones de nuevos inscritos solo en noviembre.

La pasión por este deporte cerebral se acentuó en octubre con la emisión "The Queen's Gambit" en Netflix, que tuvo "un efecto espectacular", afirma esta estrella internacional del tablero, elogiando "la calidad del tratamiento" de su disciplina en la serie.

La historia es una adaptación de la novela homónima de Walter Tevis, publicada en 1983 e inspirada en la carrera del campeón estadounidense Bobby Fischer.

La acción está ambientada en los años 1950-1960 y relata el ascenso meteórico de una huérfana de Kentucky, Beth Harmon, proclive a las adicciones, en el mundo del ajedrez, entonces dominio casi exclusivo de hombres.

Gracias a esta serie de siete episodios, hubo "gente que sentada en el sofá de su casa descubrió el ajedrez", se congratula Anand, contactado por teléfono en Chennai (o Madrás, sur de India) donde reside.

El ajedrez ya había tenido tanto éxito durante el confinamiento que "ahora más de 13 millones de personas juegan por internet", dice Vishwanathan Anand, de 51 años, actualmente 16º del ránking mundial, tercero en Asia y primero en India, o sea, integrante de la "flor y nata" del ajedrez.

Durante su carrera ganó cinco campeonatos mundiales.

- "Federer o Maradona en su salón" -

El mejor ajedrecista de la historia de India --tuvo el privilegio de enfrentar a los más grandes, como los famosos rusos Garry Kaspárov y Vladimir Kramnik, o el israelí-bielorruso Boris Gelfand--, cree que internet ha permitido convertir el ajedrez en universal.

"Cualquiera, incluso quien no sepa nada sobre las reglas, puede jugar por internet", afirma Anand, y asegura que "es una experiencia adaptable a todos los públicos".

Con 30 años, el gran maestro ganó su primer título mundial senior, en el año 2000, tres años después de la histórica derrota de la supercomputadora 'Deep Blue' ante el campeón mundial Kaspárov.

"Estaba en una generación de confluencia. Cuando tenía 17 años apareció la primera base de datos de ajedrez. Y desde entonces hasta hoy, siempre he trabajado considerablemente con computadoras", confiesa.

"Cambiaron la forma cómo estudiamos el juego. Cualquier individuo, aunque sea malo y esté aislado, se encuentra sentado frente al mejor jugador de ajedrez mundial, siempre dispuesto a responder cualquier pregunta", destaca.

"Es un poco como tener en tu salón a Roger Federer o a Diego Maradona y que te diga 'Te enseñaré lo que quieras'. El impacto de los programas de juegos de ajedrez es equivalente", afirma.

Durante el confinamiento, Anand estuvo varado tres meses en Alemania, donde disputaba un torneo, muy lejos de su casa, a la espera de un vuelo de regreso a India.

En este año particular, se dio cuenta de los límites de la tecnología y de la total necesidad del intercambio humano. Nada podrá reproducir, y menos reemplazar la sensación y atmósfera de un torneo en vivo, la experiencia y la intensidad del cara a cara.

"Para jugar realmente, tienes que conocer la impresión de estar sentado en una habitación, sintiendo toda la tensión que hay en ella", insiste, "necesito recordar todo esto, ha sido una pausa muy, muy larga. Nunca antes la actividad mundial se había reducido hasta este punto".

fk/tw/th/lth/age/pc