España limita a 10 personas las cenas navideñas y restringe los viajes entre regiones

FOTO DE ARCHIVO: El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, durante una rueda de prensa en el Hospital Clinic in Barcelona, España. 12 de febrero de 2020. REUTERS/Nacho Doce
FOTO DE ARCHIVO: El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, durante una rueda de prensa en el Hospital Clinic in Barcelona, España. 12 de febrero de 2020. REUTERS/Nacho Doce

Por Belén Carreño

MADRID, 3 dic (Reuters) - El Gobierno español ha acordado con las autoridades regionales permitir la reunión de un máximo de 10 personas por hogar durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo para evitar la propagación del coronavirus, según anunció el miércoles el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El acuerdo, que se aplica a las celebraciones de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, supone una ligera relajación de la actual norma general que permite reuniones de hasta seis personas, excepto en algunas regiones que han definido sus propios límites.

El inicio del toque de queda nocturno vigente en la mayoría de las regiones españolas se extenderá de las 11 p.m. actuales a la 1:30 a.m. el 24 y 31 de diciembre.

El movimiento de personas entre regiones estará prohibido entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, excepto para visitas a "familiares o allegados", según dijo Illa. El ministro no explicó cómo funcionará esta excepción ni cómo se controlará su cumplimiento, lo cual posiblemente constituya una tarea complicada considerando cuántas personas viajan en Navidad precisamente para estar con su familia.

"Nos tenemos que quedar todos en casa", dijo Illa, animando a la gente a no desplazarse a pesar de la excepción anunciada.

Cada región es ahora libre de endurecer las medidas sobre el movimiento de personas.

El límite de 10 personas incluye a los niños y la recomendación oficial es que las personas de la misma casa celebren juntas las fiestas sin invitados.

(Información de Belén Carreño; escrito por Andrei Khalip; editado por Ingrid Melander; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)